Debemos preservar nuestras vías públicas "y APLICAR LA LEY"

>> 15 de junio de 2014

En los últimos años se han construido en nuestro país carreteras y autopistas que no tienen que envidiar en nada a la de los países más desarrollados, pero el vandalismo y la falta de mantenimiento pueden dar al traste con el esfuerzo realizado con recursos económicos limitados que realiza el Ministerio de Obras y Comunicaciones (MOPC).

La autopista del Coral y su primera etapa Autovía del Este, son los buques insignias del MOPC, pero en poco tiempo, las bardas metálicas laterales han sido destruidas en accidentes imprudentes, ya que no se encuentra motivo evidente de lo que pudo suceder y no se ha procedido a sustituir las verjas, lo cual denota una falta de mantenimiento que debería ser cónsono con la vetustez y excelente construcción de la misma. De igual modo, algunos letreros, pese a que solicita “no destruir la señalización”, han resultado letra muerta.
Hay que resaltar, el extraordinario servicio que ofrecen los vehículos con un equipo mixto de la MOPC y de la Policía Nacional (P.N.). Esto lo hemos comprobado en múltiples ocasiones, inclusive, en una ocasión que no detuvimos para hacer una llamada telefónica, de repente se presentó uno detrás de nosotros que con amabilidad nos preguntó: ¿Le podemos ayudar? De verdad que no creía que estábamos en República Dominicana, tal era el concepto que los usuarios teníamos de las patrullas de caminos.
Existen varios paneles que indican: “Rebasar por el carril de la izquierda”, al cual no le prestan atención gran parte de los conductores que circulan por esa senda y cuando se les toca bocina para que tomen su derecha, no hacen el menor caso y si a base de bocinazos se logra que tomen el carril izquierdo, el gesto obsceno o los improperios no se dejan esperar. Por eso sugerimos, que los vehículos del MOPC y la Policía sean dotados de altoparlantes como los que llevan las ambulancias y cuando comprueben que alguien viola esta disposición, obligarlo a tomar el carril correspondiente, advirtiéndole que han apuntado su placa y que la próxima vez, será multado. Así se acabarán los infractores.
Otro panel que los conductores de vehículos pesados violan constantemente es el de: “Vehículos pesados, circular por la derecha”. Las patanas y los autobuses que ofrecen servicio entre las principales ciudades, en un 80% circulan por el carril izquierdo bajo el pretexto, según me relató un conductor de autobús, que el carril derecho es muy peligroso por animales sueltos, por las motocicletas y por los peatones imprudentes. Entendemos que esto no es óbice para que los encargados de velar por el cumplimiento de la ley, no les adviertan que de seguir este proceder, sus vehículos serán registrados y en una próxima ocasión, multados.
La mal llamada autopista del Cibao es harina de otro costal. Aquí las barandas no solo han sido fuertemente embestidas, sino que hay algunas que sobresalen y ocupan parte del carril de circulación, lo que de noche es una amenaza inminente para ocurrir un accidente. Por supuesto, los funcionarios culpables de este “reiterado descuido” no pueden ser traducidos ante los tribunales por negligencia, ya que en los depósitos de la MOPC no hay barandales suficientes para remediar esa caótica situación de alta peligrosidad.
Siempre nos hemos quejado que la autopista de Las Américas, nuestra ventana al ingreso al país, debe estar atendida constantemente. No hay razón para que existan baches que no se puedan arreglar en poco tiempo y gastos. Asimismo, los desniveles existentes frente al poblado de La Caleta como consecuencia de un asfaltado que no se completó, han dado varios sobresaltos a conductores que creen que se precipitarán en la otra vía. También, los muros separadores o New Jersey, no están en muchos tramos unidos y los motociclistas se cuelan por ellos, creando un grave peligro a los vehículos que en varias ocasiones han impactado a estos desaprensivos. Aquí también se impone el servicio mixto, después que se hayan corregido las múltiples entradas, que se suponen son para las personas por no existir un pasaje elevado. Aquí sí se puede exclamar la frase “Manos a la Obra”, y construir uno o varios puentes para peatones para que la consigna sea valedera o creíble.
Por José Antonio Martínez Rojas

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP