Dilema entre autopista y planta de tratamiento aguas negras en Puerto Plata

>> 30 de junio de 2014

Todas las voces están a favor de los 4 carriles, pero lo de planta de tratamiento es una bomba de tiempo

Puerto Plata.- Puertoplateños defienden como una prioridad la construcción de la carretera Navarrete-Puerto Plata a cuatro carriles, mientras que otros consideran de urgencia el restablecimiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales de la provincia.

El empresario Mairení Bournigal manifestó este domingo que Puerto Plata requiere de una inversión en infraestructura vial de toda la provincia y destacó la urgencia de una autopista a cuatro carriles que la comunique con otras regiones vecinas.

Tildó de "segunda clase" a la carretera existente, y puntualizó que el periodo con el que fue diseñada en 1970 fue a 30 años, por lo que se encuentra desfasada desde el año 2000.

“Todo el mundo sabe que la región norte necesita una carretera que la una con el resto del país”, expresó Bournigal.

Contraria a la opinión del empresario está la del exsecretario de Obras Públicas Salvador (Chío) Jiménez, quien defendió el restablecimiento de las plantas de tratamiento de aguas negras en Puerto Plata.

Jiménez dijo que los hoteles Costa Dorada y Playa Dorada disponen de dos plantas de tratamiento, mientras que la provincia apenas cuenta con una y está fuera de funcionamiento desde hace varios años, al igual que 16 electrobombas.

Reconoció el deseo de muchos puertoplateños de que se construya la autopista de cuatro carriles -de la que dijo costaría unos 210 millones de dólares por una longitud de entre 45 y 60 kilómetros-, pero destacó que la población está expuesta a enfermedades con la inhabilitación del sistema de aguas residuales.

De su lado, el ingeniero y exadministrador de la Corporación de Acueductos y Alcantarillado de Puerto Plata (Coraaplata), José Nazario, coincidió con Jiménez al considerar "imprescindible" la planta de tratamiento de aguas negras en la provincia. Explicó que cuando ésta no es operada correctamente, se produce el vertido por el desagüe de emergencia, lo que calificó de "desagradable".

De operar correctamente, a la planta de tratamiento serían conducidas las aguas residuales, estabilizando la materia orgánica y matando los organismos patógenos que provocan enfermedades.

Para Nazario, esa sería una salida oportuna mientras se construye un emisario submarino que consiste en el vertido de aguas por dilución en el mar para que haya una reducción de microorganismos patógenos y, por tanto, se registre una estabilización.

z101digital.com

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP