Academia de Ciencias de la RD da a conocer informe "Depredación Río Yásica"

>> 10 de julio de 2014

Debido a las denuncias realizadas en diferentes medios de comunicación, la Academia de Ciencias de la República Dominicana encargó a la Comisión Ambiental de la institución que se realizara una visita de inspección a la zona de la desembocadura del río Yasica. 

De esta manera se podría comprobar “in situ” la situación ambiental del área y la magnitud de la destrucción de los manglares, la vegetación ribereña y las extracciones de arena y la desecación de los humedales que en esa zona se están realizando actualmente. 

La vista fue realizada el viernes 6 de junio, llegando a Cabarete, donde prestaron su apoyo los Sres. Michel Gay Crosier, de la Asociación de Desarrollo de Cabarete, ASODECA y Porfirio Martínez y Franco Filipi, ambos Directores de la Asociación Para la Protección del Medio Ambiente y del Turismo en la Zona de Cabarete y Sosua, ASOPROCASO. 

Dada la situación de tensión entre los depredadores de recursos naturales en el área que se debía visitar y los antecedentes de violencia física que se dieron sobre algunas personas que denunciaron sus actividades, la Alcaldesa de Cabarete, Raquel Sierra, proporcionó al equipo la compañía del Capitán de la Fuerza Aérea, Sr. Jiménez y de cuatro miembros más de la institución uniformados y armados para que nos acompañaran a los lugares que debíamos inspeccionar. 

Una vez preparado un plan de ruta y organizada la comitiva de tres vehículos con escolta, nos encaminamos a los lugares donde existía evidencia documental de que se estaban realizando actividades que dañaban seriamente las condiciones ambientales y que constituían una clara violación de la normativa ambiental dominicana. 

Los lugares que fueron visitado fueron los siguientes: 

1 – Desembocadura del río Yasica, donde se evidenció la destrucción de manglares y zonas de dunas, la depredación de la ribera del río y la construcción de estructuras ilegales y la apertura de canales de drenaje de los humedales. 

2 – Ribera del río Yasica, donde se constató la extracción de arena del mismo lecho del río 

3 – Dunas de La Lometa, donde se constató la destrucción sistemática de las dunas por parte de camioneros y demás peones de apoyo a esta labor. 

Seguidamente expondremos los pormenores de lo observado en cada uno de los lugares citados y acompañaremos el texto con las fotografías tomadas en el lugar que evidencian la realidad de lo que se refleja en el texto. La zona de la desembocadura del río Yasica tiene unas características geomorfológicas y ecológicas muy particulares que hacen del lugar un área de extrema importancia para las especies de flora y fauna endémicas y nativas de la isla. 

Cabe destacar que el área es fundamental para el desarrollo de diferentes especies de manglares, anfibios, aves y quelonios. Igualmente la conservación de este interesante enclave geográfico, incide directamente sobre la floreciente industria turística que es el motor de la zona en cuestión. De hecho, la supervivencia de las playas de Cabarete dependen en gran medida de los flujos sedimentarios del río Yasica. 

En la desembocadura del río Yasica y el valle que desarrolla a todo lo largo de su cauce, podemos encontrar una enorme llanura de inundación tras la que se encuentra llegando a línea costera, el cordón litoral conformado por dunas y humedales. El curso bajo del río se caracteriza por discurrir en una llanura litoral de muy poca pendiente, lo que lleva consigo la aparición de meandros y la ocurrencia de inundaciones frecuentes en las épocas de lluvias. 

Debido a esta característica del terreno, los depósitos de arenas y gravas adquieren grandes proporciones en el área, al igual que las zonas dunares que se nutren de los depósitos del río que llegan al mar y que son devueltos a la costa. La dinámica costera en el área es sumamente sensible y cualquier afectación de las cantidades de depósitos que el río lleva al mar se traduce en efectos subsiguientes a corto y a medio plazo, en la zona costero marina donde se enclavan las playas de Cabarete. 

Por este motivo es fundamental mantener inalterada una dinámica fluvial que ha permitido generar espectaculares playas en el área que hoy día sufren enormemente las extracciones de arena que se realizan en el curso bajo del Yasica y en su desembocadura. 

Durante nuestro recorrido comenzamos por visitar la desembocadura del río Yasica, donde pudimos observar y fotografiar las siguientes afectaciones: 

Tala de manglares. 

En los terrenos adquiridos por una compañía de capital francés denominada Dram Endowent, se habían talado manglares en una superficie de alrededor de cincuenta metros de anchura y una franja de alrededor de un kilómetro, paralelo a la línea de costa e inmediatamente después de la duna, al parecer por la anterior propietaria, CONNEMARA. Al perecer se pretende abrir una carretera para realizar un proyecto inmobiliario de grandes proporciones y para ello se ha desecado esa zona de manglares y talado las plantas. 

Los trabajos se realizaron hace más de un año, pero la compañía continúa en el lugar intentando llevar a cabo su proyecto en un área de humedales. 

Desecación de los humedales. 

Esta circunstancia no pudo ser verificada personalmente, pues los canales de desagüe se han realizado en un área donde no existe el acceso. Sin embargo se nos han proporcionado fotografías aéreas tomadas mediante drones por el Sr. Gay Crosier que incluimos en el informe. 

 Los ambientalistas de la zona nos informan que la misma compañía inmobiliaria está desecando los terrenos para ir poco a poco convirtiendo los hermosos humedales en zonas desecadas y tratar de lograr así los permisos para llevar a cabo su proyecto. Los responsables de esta actuación son al parecer los propietarios de la empresa Dram Endowent, aunque este detalle se debe confirmar todavía. 

Deforestación de la ribera del río y construcción de estructuras comerciales. 

Estos trabajos de deforestación y ocupación ilegal de la ribera del río fueron observados personalmente por quien suscribe. La tala se realizó delante del Director Municipal de medio Ambiente de Gaspar Hernández, Sr. Esteban Jáquez quien permitió que se realizar el trabajo y se levantara la construcción en la misma ribera del río. Posteriormente nos dirigimos a la ribera oriental del río Yasica, y se vio lo siguiente: 

Extracción de arena en el cauce del río. 

Se está extrayendo arenas de manera industrial del mismo cauce del río Yasica, aprovechando las angulaciones de los meandros. Estas extracciones a todas luces inadmisibles, han variado artificialmente el curso del río y en la actualidad la corriente fluvial está excavando la zona próxima al camino vecinal que en poco tiempo puede ser destruido completamente por el río. 


Regresión de la costa arenosa en la ribera oriental de la desembocadura del río Yasica. 

La zona de la desembocadura en esta parte del río está sufriendo un proceso acelerado de regresión, pues además del escalón de varios metros de altura en el área de la duna, pudimos observar grandes plantas que habían caído al mar por la erosión. 

Extracción de arenas en las dunas de La Lometa. La situación de esta zona es particularmente alarmante, pues se han destruido por completo grandes extensiones de dunas que se desarrollan inmediatamente detrás de la playa. Durante nuestra inspección habían cuatro grandes camiones cargando arena y alrededor de veinte personas depredando completamente las dunas. Su actitud fue sumamente agresiva hacia nosotros y expresaron que tenían el correspondiente permiso del Ministerio de Medio Ambiente para realizar las labores de destrucción del campo de dunas. 

CONCLUSIÓN 

Después de visitar sobre el terreno la zona del curso bajo y la desembocadura del río Yasica, es evidente que el área está sufriendo una depredación sistemática por parte de empresas que por un lado retiran las arenas y gravas del mismo cauce del río y por otro, destruyen los hermosos campos de dunas que se desarrollan tras las playas. 

Los tickets para extraer arena que entrega el Ministerio de medio Ambiente se otorgan al Sindicato de Camioneros de la zona, dirigido por el Sr. Almonte, quien al parecer tiene relaciones comerciales con el Sr. Linares, propietario de fábrica de agregados que lleva su nombre. 

La empresa donde se depositan la mayor parte de las arenas que se sacan del lecho del río y de los campos de dunas se encuentra en la carretera de Gaspar a Cabarete y se denomina “Linares”. 

Igualmente, al parecer una empresa de capital francés, Dram Endowent, lenta pero constantemente (este detalle debe ser confirmado), está desecando y eliminando manglares de los humedales de la desembocadura del río. 

Pretenden construir un desarrollo denominado “Ecopueblo La Boca de Yasica” que además de edificar villas de lujo sobre la zona de manglares y dunas, tiene la intención de crear áreas de esparcimiento en plena zona de humedales con carreteras que crucen los actuales humedales y arrasen las comunidades de manglares en el área. 

El responsable de la empresa en Cabarete es el Sr. Gordon Ganon, quien es conocido en Cabarete por su vinculación en diferentes proyectos de carácter inmobiliario. El actual Ayuntamiento de Cabarete no apoya el proyecto debido al enorme impacto ambiental que supone y lo negativo que resultará para la conservación de las características naturales de la boca del río Yasica. 

También particulares, con el apoyo de quienes debían frenar estas actividades, están destruyendo la vegetación de las riberas del río y realizando construcciones ilegales en terrenos que son parte de la llanura de inundación del río. 

Según las informaciones recibidas, la extracción de arenas, a pesar de realizarse en zonas que de ninguna manera pueden ser afectadas legalmente por este tipo de trabajos, se realizan con el permiso expreso de los responsables del Ministerio de Medio Ambiente. 

De hecho en La Lometa se pararon los trabajos de extracción de arena anteriormente debido al informe que realizaron los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente, donde claramente exponían que el lugar era un campo de dunas que además formaba parte de la llanura de inundación del río Yasica. 

También evidenciaban la afectación que las extracciones suponían para la vegetación de la zona costero marina y su colindancia con la misma playa de La Lometa. 

En definitiva, podemos afirmar que la zona de costa de Gaspar Hernández y en particular la de Cabarete, ya está siendo afectada de manera muy negativa por las extracciones de arena que se realizan en el río Yasica. 

Es importante destacar que de hecho, hace pocos años la playa de Cabarete prácticamente desapareció y fue necesario regenerarla. De no frenarse de inmediato las actividades de extracción de arenas de la cuenca baja del río Yasica, peligra gravemente, no solo la salud ambiental de la provincia, sino su principal motor económico: el turismo.

ACADEMIA DE CIENCIAS DE LA REPUBLICA DOMINICANA



Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP