¿Por qué Holanda liberó al “narcogeneral” Hugo Carvajal?

>> 28 de julio de 2014

En poco más de 72 horas la Cancillería de los Países Bajos cambió de parecer respecto a la detención de uno de los personajes clave en el mecanismo de corrupción y narcotráfico de Venezuela y América Latina. Pero, ¿qué fue lo que pasó en casi cuatro días de frenéticas acusaciones cruzadas y llamados desesperados de cada lado del Atlántico? ¿Cómo fue que el gobierno se involucró en una decisión judicial y presionó para que el “no-consul” pudiera salir de la isla de Aruba? ¿Por qué decidió declararlo persona no grata?

Lo cierto es que fueron muchas las especulaciones que se tejieron en torno a la decisión de Holanda de dejar libre a uno de los funcionarios más oscuros del régimen chavista: al llamado “narcogeneral” Hugo Carvajal Barrios.
Según explicó el ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Diego Arría al diario El Nuevo Herald, la súbita decisión tuvo directa relación con intereses económicos que unen a cada uno de las naciones. Para ello, puso de relieve la importante vinculación que tienen dos petroleras simbólicas de cada país: Shell (con mayoría de capitales holandeses) y PDVSA, el símbolo de la corrupción chavista.
“La Shell, empresa anglo-holandesa que tiene intereses en Rusia y Venezuela, tiene millones de holandeses que con sus fondos de retiro invertidos en sus acciones, y cuando tocas a la Shell, los tocas a ellos”, comentó Arria. Para ello, el gobierno venezolano también habría solicitado la ayuda de Vladimir Putin, que presionó para la liberación de Carvajal.
El diplomático asegura además que la petrolera “tiene negocios importantes aquí, así que es fácil concluir que lo que estaba en juego no era si el General “Pollo” Carvajal era o no diplomático acreditado y aceptado por el Reino de Holanda. No era ni acreditado ni aceptado. Negarse durante siete meses ha aceptarlo es mas que una rechazo diplomático clarísimo”, y concluyó que “Shell tiene una importantísima influencia en la politica exterior de Holanda”.
Shell y PDVSA son socios en uno de los mayores proyectos energéticos de Venezuela: Petroregional del Lago S.A., o PERLA, como se la conoce. PERLA está compuesta en un 60 por ciento por capitales estatales venezolanos y un 40 por ciento holandeses.
Según consta en su sitio web venezolano, Shell afirma que PERLA fue creada para “operar el campo Urdaneta Oeste, ubicado en el Lago de Maracaibo, Estado Zulia, reconocida como una de las mejores empresas mixtas petroleras del país y que avanza cada vez más en la estrategia de mejorar continuamente su desempeño”.
Pero la sociedad con el gigante venezolano no termina en PERLA. Según explica el mismo sitio web “la compañía tiene convenios de asistencia técnica con PDVSA para dar soporte a los complejos de refinación de Paraguaná y El Palito”.
Para la analista política Vilma Petrash la reacción de Holanda es “muy extraña”. “Todo esto es muy extraño, porque ya había sido confirmado que Carvajal no contaba con el plácet del gobierno holandés, y que por lo tanto no era diplomático”. Y añadió que eso significa que no estaba “reconocido y que no estaba resguardado por las convenciones de Viena en materia de derecho diplomático y consular”.
Y aunque parezca la industria más importante, no sólo en materia de petróleo hay negocios entre ambos países. La más grande empresa naval de Holanda, Damen -con estrechos lazos con la realeza- es una de las principales destinatarias de los negocios de PDVSA y la Armada de Venezuela.
La productora de crudo encargó hace poco la construcción de diez barcos para transporte que realizarán las filiales de Rumania y Vietnam. “Es la primera vez que tenemos un contrato directo con PDVSA”, señala la compañía en un comunicado. Y un detalle: los barcos serán entregados a fines de este mes.
Pero los negocios no sólo se redujeron a la logística petrolera. La fuerza naval bolivariana también desembolsó dólares para comprar patrulleros marítimos, otra de las especialidades de la compañía holandesa. Se trata de seis Damen Stan Patrol 4207 y seis Damen Stan Patrol 5009. Los fondos fueron aprobados por el Ministerio de Defensa del régimen bolivariano, que está en una permanente renovación de su armamento militar. Son los mismos modelos que usan para patrullar sus costas otras armadas de la región, como la mexicana o la cubana, entre otras.
Ambas operaciones comprenden el desembolso de cientos de millones de dólares, un monto para nada despreciable para cualquier empresa con amplio poder de lobby y múltiples contactos en el gobierno holandés.
Es llamativo que Holanda haya declarado persona no grata a Carvajal luego de aceptar su inmunidad diplomática y que al mismo tiempo le advirtiera que no podría pisar su territorio bajo la posibilidad de ser arrestado.
Fuente: Infobae

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP