Arrancarán los ensayos clínicos

Una vacuna contra el virus del Ébola podría estar lista en 2015, si se cumplen los plazos más optimistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los laboratorios farmacéuticos, declaró este sábado el director de vacunas de esa agencia, Jean-Marie Okwo Bélé.
 
“Pensamos en el mes de septiembre para iniciar los ensayos clínicos”
"Se pueden aplicar procesos de urgencia (...) para que a lo largo del año 2015 se disponga de una vacuna que se pueda utilizar", dijo Okwo Bélé en una entrevista a la emisora Radio Francia Internacional.
 
La farmacéutica británica GlasxoSmithKlein (GSK) es el laboratorio que tiene más avanzado el desarrollo de la vacuna, que ha probado en animales "con resultados excelentes", agregó Okwo Bélé, cita la agencia Efe.
 
"Pensamos en el mes de septiembre para iniciar los ensayos clínicos, primero en Estados Unidos y en un país africano, que es donde están los casos. Habrá que determinar que las vacunas no entrañan efectos nocivos, que la respuesta inmunológica es excelente y determinar las dosis", explicó.
 
Si los hallazgos son positivos, añadió, la vacuna puede llegar al mercado el próximo año.

María Elena Salinas repasa la evolución de la noticia y el impacto de la peor epidemia de ébola en el mundo.

El experto de la OMS indicó que GSK es solo un candidato al desarrollo del fármaco y que hay al menos "otros cuatro o cinco, que aún no están en la fase de iniciar los ensayos clínicos".
 
Okwo Bélé se refirió también al suero ZMapp, aplicado de forma experimental a los dos estadounidenses infectados procedentes de Liberia.
 
"Se ha usado de manera precipitada, pero parece dar resultados excelentes", indicó el directivo de la OMS, quien lamentó que aún no haya suficiente cantidad de ese producto "para utilizarlo sobre el terreno, donde está la epidemia".
 
"Pero, una vez más, se puede acelerar en las próximas semanas" y "vemos que el mundo se moviliza para encontrar soluciones para frenar la propagación de esa epidemia", subrayó el responsable de la OMS, organización que declaró el brote de ébola "una emergencia pública sanitaria internacional".
 
Por ahora no existe un tratamiento específico para esta enfermedad, que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90%.

Ante el avance del virus del ébola en África, autoridades de salud decidieron declarar el estado de emergencia.

Esta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central, un brote que ha causado hasta ahora 961 muertes, según datos de la OMS.
 
Tratamiento con suero experimental
En otro parte informativo, Efe destaca que el misionero español infectado e ingresado en un hospital de Madrid está siendo tratado también con el suero experimental ZMapp.
 
El ZMapp fue importado desde Ginebra con la autorización del Ministerio español de Sanidad para que sea administrado al religioso Miguel Pajares, de 75 años y quien el jueves fue repatriado desde Liberia.
 
Así, los médicos que atienden en el hospital Carlos III de Madrid al sacerdote pueden administrarle este suero, utilizado en EEUU para tratar a los religiosos estadounidenses Nancy Writebol y Kent Brantly repatriados también desde Liberia y quienes experimentaron una mejoría después de que les suministrarán ZMaap.
 
Por su parte, los familiares de Miguel Pajares confirmaron que el enfermo sigue estable y sin sufrir hemorragias.
 
Según el hermano del religioso, Emilio Pajares, las noticias son "tranquilizadoras" porque el sacerdote no tiene fiebre y no ha sufrido hemorragias, uno de los principales riesgos del virus, situación que les hace vislumbrar una recuperación.

Expertos explican lo que hay que hacer si alguien adquiere el virus, y qué tipo de contactos deben evitarse.

Más víctimas
Una monja congoleña que trabajaba en Liberia murió por el virus del ébola, informó el sábado una organización humanitaria católica con sede en España, indica The Associated Press.
 
En un comunicado en su página web, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios dijo que la hermana Chantal Pascaline murió "de ébola en el Hospital San José de Monrovia, a pesar de los cuidados que estaba recibiendo por parte de un enfermero voluntario".
 
Pascaline pertenecía a la misma orden del misionero español y la monja que fueron trasladados a Madrid en un avión días atrás. Ambos se encuentran en condición estable en un hospital de Madrid.
 
La orden dijo que se está preparando un equipo médico para que viaje a Liberia.
 
©Univision.com y Agencias