Enrique De Marchena sugiere diseñar estrategia para fortalecer la PYMES en el turismo

>> 17 de noviembre de 2014

SANTO DOMINGO, R.D.-La legislación de incentivos para el sector turismo debe mantenerse y es un instrumento adecuado para captar inversión extranjera y local, pero se requieren nuevas herramientas y estrategias para fortalecer la participación de la pequeña y mediana empresa turística de capital dominicano.


El planteamiento lo hizo el abogado experto en temas turísticos, Enrique de Marchena Kaluche, quien habló sobre el tema en la Foro Dominicano de Turismo celebrado en Santo Domingo y en la Conferencia de Inversión Turística del Caribe que tuvo lugar en Punta Cana. El expositor ha sido presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe y de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES).

Ley de incentivos

“Tenemos una legislación de incentivos que cubre los aspectos principales y es un instrumento para captar inversión local y extranjera para expandir la ampliación de la oferta hotelera y turística, la llamada oferta complementaria”, dijo en sus conclusiones.

Elogió la decisión del Presidente Danilo Medina de promover una renovación de la ley de incentivos turísticos que incluye a todo el territorio nacional en sus beneficios y amplia de 10 a 15  años el período de exenciones fiscales, con lo que iguala la oferta del país a la de sus competidores del Caribe.

De Marchena recordó que el último cálculo oficial del llamado sacrificio fiscal para promover la inversión turística fue de unos dos mil millones de pesos, pero a cambio el sector trajo ingresos en divisas al país equivalentes a unos 20 mil millones de pesos y de manera directa e indirecta produjo alrededor del 13 por ciento de los ingresos del fisco. “Cada peso otorgado al sector turismo en incentivos e inversión en infraestructuras” está más que justificado, afirmó.

Los nuevos instrumentos legales, dijo, deben “servir para propiciar y fomentar una nueva oleada de inversiones turísticas en todo el país”, y para “renovar la añeja planta hotelera de Puerto Plata” cuyos empresarios entiendes que fueron perjudicados al ser excluidos de la ley de incentivos vigente hasta el 2013 en que fue reformulada por presidente Medina.

Creatividad

De Marchena en sus conclusiones recomendó “abordar con creatividad” la creación de “nuevas herramientas y estrategias, incluyendo financiamiento, para fortalecer la pequeña y mediana empresa turística, hotelera y de oferta complementaria”

Igualmente llamó la atención sobre la necesidad de mantener el ritmo de actualización de las normativas legales para actividades turísticas de gran potencial que llevan países como México, y citó el caso del producto turístico que se conoce como “tiempo compartido”, cuyo desarrollo además puede fortalecer las inversiones locales. En este tipo de ofertas se pueden atraer pequeñas inversiones de personas o empresas que adquieren como propiedad colectiva un apartamento hotelero o se inscriben en clubes para pagar por adelantado a precios muy atractivos sus vacaciones durante un largo período de tiempo.

Explicó que nuestras normas para el  turismo de “tiempo compartido” y productos similares son obsoletas, por lo que urge “abordar con sentido crítico y de actualización” las bases de otros aspectos importantes para la ampliación de la oferta como el “tiempo compartido y sus derivaciones”, sugirió.  ///


Dinamarca Bermúdez

Ejecutiva de Relaciones Públicas CICOM

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP