Obama beneficiará a 5 millones indocumentados

>> 21 de noviembre de 2014

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciará esta noche (7 p. m. en El Salvador) que otorgará protección temporal de la deportación a unos cinco millones de indocumentados que cumplan ciertos requisitos, una medida largamente esperada por grupos a favor de los inmigrantes.


“Todos están de acuerdo que nuestro sistema migratorio está roto. Desafortunadamente, Washington ha permitido que este problema se agrave por mucho tiempo. Lo que voy a anunciar son las cosas que puedo hacer dentro de mi autoridad legal como presidente para hacer que el sistema trabaje mejor, mientras continúo trabajando con el Congreso”, dijo el mandatario en un video colgado en su página oficial en la red social Facebook.

Fuentes legislativas informadas de algunos de los alcances de la medida aseguraron ayer que entre los beneficiarios estarán cuatro millones de indocumentados que cumplan criterios de presencia durante muchos años en ese país, así como los que puedan probar lazos familiares, detalló el sitio especializado politico.com.

Un millón adicional recibiría el beneficio a través de otras medidas aún no especificadas.

El mandatario tenía previsto cenar anoche en la Casa Blanca con líderes demócratas en ambas cámaras del Congreso para darles a conocer las medidas que anunciará este jueves desde la Casa Blanca.

En cuanto al tema de deportaciones, una petición recurrente de grupos promigratorios, se espera que Obama anuncie el fin del polémico programa Comunidades Seguras, el cual es responsabilizado del aumento de las remociones.

Por medio de Comunidades Seguras, se obliga a policías locales y estatales a poner a disposición de inmigración a indocumentados sin antecedentes penales, pero que sean detenidos por faltas menores o ser sospechosos de algún delito.

Gutiérrez

El congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez dijo que celebrará por los millones de inmigrantes que se beneficiarán con las medidas de Obama, aunque admitió que otro grupo de varios millones quedará excluido.

“Esta lucha es larga. Es una segunda etapa en el camino al triunfo, pero no descansaremos hasta que todos sean incluidos”, dijo Gutiérrez, uno de los demócratas más activos en el tema.

El congresista descartó cualquier expectativa de que los beneficios migratorios que Obama anunciará podrán abarcar a la totalidad de 11 millones de inmigrantes que ingresaron a Estados Unidos sin autorización.

“Es absurdo pensar que el presidente unilateralmente puede salvar a 11 millones de personas, cuando sabemos que el Senado dejó fuera a tres millones”, agregó refiriéndose al proyecto de ley migratoria que el Senado aprobó en junio de 2013.

Dilema republicano

Los republicanos más prominentes dicen que hay dos cosas claras: paralizar al Gobierno el año pasado perjudicó al partido, y que esta vez no deben permitir que la determinación del presidente para actuar en el tema migratorio los haga caer en la misma trampa.

Pero hay otros legisladores de la bancada que no ven la situación de la misma manera. Creen que otra paralización es posible si Obama mantiene su promesa de apelar a una acción ejecutiva para detener la amenaza de deportación de millones de indocumentados.

El desacuerdo podría obligar a los líderes republicanos a controlar una insurrección justo cuando esperaban capitalizar lo que consideran un error presidencial.

El futuro líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha dicho que no paralizará al Gobierno.

Agencias

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP