Manifestantes se enfrentan a gritos en Miami por apertura de embajadas

>> 20 de julio de 2015

En La Pequeña Habana, afuera del restaurante Versailles, unas 30 personas de la organización Vigilia Mambisa se pronunciaron en contra de la apertura de la embajada de Cuba en Washington.


Los ánimos se caldearon cuando un par de personas a favor de la reanudacón de relaciones se plantaron con pancartas en la acera de enfrente a gritar consignas a favor del gobierno cubano.
Varias personas protestan contra la apertura de la embajada cubana en Washington, este lunes en La Pequeña Habana.
Los grupos se gritaron improperios mientras una docena de cámaras de televisión documentaba el intercambio.
“Que viva mi papá Fidel... arriba la revolución... abajo los terroristas de Miami”, gritaba Denny Mata dirigiéndose al grupo de Vigilia Mambisa.
“Cobarde, fuera de aquí, váyase para Cuba, váyase para Irán, antiamericano, que viva la democracia”, le respondían.
“Esto es democracia, ellos tienen una opinión y nosotros otra y estamos aquí para expresarla”, declaró Rodrigo Hernández, quien acompañaba a Mata.
Gladys Fernandez, quien salió de la isla hace ocho meses y cuyo esposo fue preso político, afirmó que “si yo hiciera en Cuba lo que ellos están haciendo aquí, ya me faltarían unas cuantas piezas en la boca de la golpiza que me dieran los agentes del gobierno vestidos de civiles”.
Dentro y alrededor del restaurante, un punto popular para las manifestaciones anticastristas en Miami, varios clientes se mostraban indiferentes a la polémica desatada sobre la Calle Ocho y la avenida 36. Mientras que otros confesaron que acudieron al área para entretenerse.
“¡Yo vine aquí por el show!”, proclamó uno de los clientes mientras esperaba para ordenar un cortadito en la ventana de la cafetería.
“¿Y este bochinche va a estar aquí el día entero?”, preguntó por su parte una señora.
Un rato después se presentaron media docena de agentes de la policía de Miami, para evitar que la discusión llegara a mayores.
Felipe Valls, uno de los dueños del Versailles, intervino para que Mata y Hernández, los manifestantes a favor de la apertura de embajadas, fueran trasladados a otra acera.
“Aquí está pasando lo que pasa todo el tiempo cuando hay noticias sobre Cuba, viene un grupo antiCastro a protestar, pero en cincuenta años nunca ha habido problemas”, dijo Valls. “Lo nuevo es que ahora que hay una apertura de repente se presentan dos personas diciendo que Castro es Dios y que Castro is the man. Qué casualidad”.
Valls dijo que pidió a la policía separar a los dos grupos para evitar peleas.
Dos fundadoras de la organización Damas de Blanco, que ahora viven en Miami, dijeron que desde el exilio están manifestando su apoyo a la oposición en Cuba.
“Yo, el 17 de diciembre, cuando anunciaron las relaciones lloré, porque lo vi como una traición a tantos años de lucha, desde que tenía 16 años estoy en esta lucha”, dijo María Elena Alpízar, quien era periodista independiente en Cuba y se exilió hace siete años.
“Pero pensando como ente político que soy, estoy viendo que el pueblo cubano no es el mismo de hace 20 años y ha recibido con mucha alegría las nuevas relaciones. Esto es algo con lo que Raúl (Castro) no contaba y se le puede salir de las manos. Incluso han aumentado la represión porque es una forma de decirle al pueblo, si protestas te va a ir mal”.
Dolia Leal, mientras tanto, consideró que “el gobierno de Estados Unidos dio mucho a cambio de nada y nosotros pedimos un compromiso con el respeto a los derechos humanos. El gobierno cubano le está diciendo a Estados Unidos, mándanos los negocios, mándanos los dólares y aquí nosotros aumentamos la represión”.
Héctor Wilson, de Vigilia Mambisa, dijo que aunque cree que muchos cubanos en Miami están en desacuerdo con las negociaciones, no participan en las manifestaciones porque están desanimados.
“Ha sido una lucha muy larga, de cinco décadas, y la gente se cansa. Ha pasado mucho tiempo y no todos están dispuestos a seguir en esta lucha”, opinó Wilson.
María Elena Cardoso dijo que la apertura de las embajadas enviaba un mensaje a los cubanos en la isla de que se avecinan cambios, más allá de la conversaciones.
“El pueblo cubano ha sufrido mucho con este bloqueo y con las carencias que eso acarrea”, dijo Cardoso. “Esto es positivo para el pueblo cubano y yo estoy muy contenta”.
Por BRENDA MEDINA




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article27929278.html#storylink=cpy

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP