La inseguridad ciudadana, talón de aquiles del presidente Medina

>> 28 de agosto de 2015

La Policía está en la mirilla por la participación de algunos de sus miembros en actos delictivos

La inseguridad ciudadana, que cada año deja cientos de víctimas en la República Dominicana, se ha convertido en el talón de aquiles del presidente del país, Danilo Medina, quien este mes cumplió tres años en el poder y se encamina hacia la reelección en los comicios de mayo próximo.


El propio procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, reconoció este jueves que el aumento de la delincuencia en el país no es percepción sino una realidad, que las instituciones deben enfrentar, indicó, con energía y coraje.

Y lo dijo en presencia del mayor general Nelson Peguero Paredes, el nuevo jefe de la Policía, una institución que muchos sectores en el país tildan de "corrupta" y claman por su urgente reforma.

"Vamos a reinventarnos sin buscar culpables. Los culpables de la inseguridad que siente la población es nuestra y debemos asumir nuestra responsabilidad", agregó Domínguez Brito.

La Policía dominicana se encuentra bajo la mirada de la sociedad por la frecuente participación de algunos de sus miembros en actos delictivos.

El último de ellos ocurrió apenas hace una semana, cuando tres policías junto a un exmilitar y un civil causaron la muerte de una joven locutora y estudiante de periodismo al disparar contra su novio y un hermano de este para robarle un vehículo en el malecón dominicano.

El acto ha sido repudiado por diversos sectores locales y el mismo Medina, en una carta de condolencias enviadas a la familia de la fallecida, subrayó que las circunstancias en que murió la joven Franchesca Lugo Miranda "conmueven" a la sociedad dominicana.

La estudiante es una de las cientos de víctimas que cada año deja la inseguridad en el país, que cuenta con uno de los más altos índices de percepción de inseguridad de América Latina.

No obstante, datos de la Procuraduría General señalan que los homicidios en la República Dominicana se redujeron de 16,30 a 15,55 por cada 100.000 habitantes en el primer trimestre del año en comparación con el mismo período de 2014.

Según un informe estadístico de la institución, en los primeros tres meses del pasado año se produjeron en total 423 homicidios, mientras que en el primer trimestre de este año se registraron 408, lo que significa que en este año 2015 hubo 15 muertes menos por esta causa.

Sin embargo, las distintas encuestas de opinión realizadas insisten en que la falta de seguridad es la principal preocupación de los dominicanos, que siguen viendo de reojo a la Policía y denunciado el débil sistema judicial nacional.

Un sondeo de la firma Gallup, publicado en julio pasado, señaló que para el 66,9 por ciento de la población el principal problema del país es la delincuencia.

Ese mismo mes, un análisis del Observatorio Político Dominicano (OPD), entidad adscrita a la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), que preside el exgobernante Leonel Fernández, reveló que el nivel de desconfianza hacia la Policía Nacional es de un 68 por ciento.

La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, aseguró hace unos meses que en el 90 por ciento de los casos de criminalidad que se registran en el país, están involucrados policías y militares, lo que tildó de alarmante y preocupante.

En una reunión este jueves para relanzar el plan de seguridad ciudadana, el jefe de la Policía advirtió que los agentes involucrados en actos delictivos serán puestos a disposición del Ministerio Público.

"No voy a apoyar 'vagabunderías'", advirtió Peguero Paredes en su intervención.
Por su lado, la débil y dispersa oposición dominicana critica al Gobierno la falta de un plan para detener la inseguridad, el reto pendiente de Medina, que, sin embargo, tres años después, sigue contando con una altísima valoración entre sus compatriotas (de hasta un 80 %), que continúan viendo como la inseguridad ciudadana golpea la isla.

El presidente del influyente Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Rafael Blanco Canto, afirmó ayer que la inseguridad es el principal y más acuciante problema de la nación, por lo que consideró fundamental la aprobación de la ley de reforma policial.

"La aprobación de esa ley es fundamental para que podamos dotarnos de una Policía profesional, investigativa y que domine los procedimientos judiciales, para que aquellos delincuentes que caigan en manos de las autoridades vayan a los tribunales con expedientes bien documentados", señaló.

Marta Florián / EFE

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP