Cristóbal Marte atiza la leña y le responde al ministro de Deportes

>> 24 de septiembre de 2015

Entre otros puntos se queja por la falta de instalaciones, el seguro médico y apoyo económico

SANTO DOMINGO. En los últimos días el director de selecciones nacionales femeninas, Cristóbal Marte ha creado revuelo con sus declaraciones. Eso motivó a que el ministro de Deportes, Jaime David Fernández Mirabal, le respondiera a Marte y considerara sus declaraciones de inoportunas. Ahora, Marte le devuelve por igual al funcionario funcionario deportivo gubernamental.

Marte refleja en su carta una serie de detalles en los que explica distintos puntos del manejo que da al programa de Selecciones Nacionales Femeninas.
Uno de los puntos que reclama Marte es el uso de la instalación principal de este deporte, ya que el Palacio Nacional de Voleibol no siempre está disponible para los entrenamientos de las selecciones femeninas. Aunque no se refiere al caso, pero tampoco para la masculina. “Es así como, para compensar el desequilibrio que implica la suspensión de los entrenamientos cada vez más crecientes, nos hemos visto forzados en el presente año a establecer bases de preparación en Murcia en España, Tijuana en México, Maribor en Eslovenia y Nagoya en Japón”, dice Marte en su carta.
A continuación el texto íntegro de la carta dirigida por Marte al ministro de Deportes, Jaime David Fernández Mirabal:
Santo Domingo, D.N.
22 de septiembre de 2015
Doctor Jaime David Fernández Mirabal
Ministro de Deportes y Recreación de la
República Dominicana
Ciudad.-
Distinguido Doctor Fernández Mirabal:
Acuso recibo de su misiva referida a declaraciones y reclamos formulados por quien suscribe al momento de arribar al país luego del triunfo de la Selección Nacional Sub-20 de la República Dominicana en el Mundial de Voleibol celebrado en Puerto Rico, reclamos que algunos medios de comunicación calificaron como “atronadores” probablemente por el tono enfático de mis
pronunciamientos.
Estos reclamos giran alrededor de un eje principal que es el relativo a la insuficiencia del seguro médico que cubre a las atletas del voleibol y al frecuente entorpecimiento de los entrenamientos de los diferentes programas en unas instalaciones que son propiedad del Estado Dominicano pero que originalmente fueron concebidas para el fomento y desarrollo del voleibol en nuestro país.
No escapa a su conocimiento, porque en dos oportunidades la cartera bajo su dependencia ha realizado correspondientes reembolsos contra documentación fehaciente, que el seguro médico que cubre a los deportistas no abarca intervenciones quirúrgicas, rehabilitaciones físicas, ni tratamientos odontológicos, y que cada día con más frecuencia las canchas de entrenamiento del pabellón de voleibol son utilizadas en detrimento de la preparación de nuestras preselecciones en los diferentes grupos de edades y categorías.

“Considero y reafirmo, que estoy en el deber ineludible de reclamar de manera estentórea, pero sin erigirme en Thor, el dios del trueno en la mitología germánica, los derechos que el voleibol femenino se ha ganado literalmente con mucho sudor, lágrimas y sangre”, Cristóbal Marte

Es así como, para compensar el desequilibrio que implica la suspensión de los entrenamientos cada vez más crecientes, nos hemos visto forzados en el presente año a establecer bases de preparación en Murcia en España, Tijuana en México, Maribor en Eslovenia y Nagoya en Japón.
En lo relativo a mis consideraciones de que el deporte dominicano es un desorden organizado con fines lucrativos, y que no me voy a someter a la dictadura del silencio a causa de dependencias que tienen que ver con las estructuras oficiales o privadas, le reitero las mismas al tiempo que le invito a crear una dependencia encargada de fiscalizar, supervisar y monitorear el uso y posterior resultado de los cuantiosos recursos que el Estado Dominicano invierte mensualmente en el deporte dominicano.
Usted puede servir como testigo de que mensualmente le remito un estado del desempeño financiero del Proyecto de Selecciones de Voleibol Femenino de la República Dominicana, así como un informe financiero anual auditado de la inversión realizada en este programa, que incluye el detalle de los gastos incurridos, informe del que son co-partícipes otras instancias gubernamentales y del deporte nacional.
En cuanto a mi presencia con una escopeta bajo debida licencia para mi protección, dado que trabajo hasta altas horas de la noche en el Centro Olímpico, debo reconocer que fue una imprudencia pese a que tal proceder tuvo su origen en un desafortunado operativo militar para efectuar un desalojo de uno de nuestros equipos de voleibol a favor de una actividad no programada de balonmano.
Como ciudadano civil no poseo fusil, que es un armamento de guerra, y sostengo la opinión que los militares pertenecen a sus cuarteles y nunca pueden ni deben ser utilizados para imponer decisiones ni preservar el orden en instalaciones deportivas,
existiendo canales idóneos de entendimiento como el diálogo al que Usted señala estar abierto para dirimir conflictos y posturas encontradas.
Considero y reafirmo, que estoy en el deber ineludible de reclamar de manera estentórea, pero sin erigirme en Thor, el dios del trueno en la mitología germánica, los derechos que el voleibol femenino se ha ganado literalmente con mucho sudor, lágrimas y sangre.
Finalmente, le agradezco sus felicitaciones por el triunfo obtenido por la Selección Nacional Dominicana en el Campeonato Mundial de Voleibol Femenino Sub-20 así como sus deseos de fortuna en las competencias de clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que se avecinan.
Lic. Cristóbal Marte Hoffiz
Presidente del Proyecto de Selecciones
Nacionales de Voleibol Femenino

diariolibre.com


Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP