De la corrupción del gobierno hablan los hechos

>> 25 de octubre de 2015

El presidente y  candidato reeleccionista del Partido de la Liberación Dominicana aseguró que combate la corrupción. Esta irónica apreciación choca con la valoración generalizada de la población que conoce múltiples casos de corrupción cometidos e impunes en la cada día más deteriorada administración del licenciado Danilo Medina. Su inicial  popularidad cae en picada.

El más reciente caso de la Oficina Supervisora de Obras de Estado es un fiel testimonio de la descomposición administrativa auspiciada por altos funcionarios públicos.

Hasta la fecha y a manera de espectáculos mediáticos la justicia solo ha conocido algunos casos sonoros y todos  han sido archivados por interferencia partidaria. “No tirar ladrillos hacia atrás”, fue la orden que dio el mismo presidente en violación de su proclama de que actuaría por el rumor público, sin embargo, cero condena es su  resultado en la persecución a la corrupción.

La transparencia ha brillado por su ausencia en la adjudicación y firma de contrato nacional e internacional. Entre los más destacado, nos preguntamos cuál ha sido el resultado con el nuevo convenio con la Barrick Gold. También la licitación de las Plantas a carbón de Punta Catalina; el acuerdo con Petrocaribe; la compra de equipos para las torres de Control del Aeropuerto de las Américas; la adulteración de la cubicación en la remodelación del hospital Darío Contreras, como la importación de artículos de consumo masivo.

La aprobación a papeletazos de la reforma para la reelección en el Congreso Nacional.

La no rendición de cuentas de la ejecución presupuestaria del 4% del Producto Interno Bruto para la educación.

Se agrega, el 90% de los funcionarios del Estado se resisten y no han depositado su declaración jurada de bienes, como manda la Ley al respecto. En ese incumplimiento el presidente como jefe de la administración es el principal responsable por su permisibilidad.

Otros escándalos en procesos de encubrimientos son los desvelados en las Alcaldías de Santiago, Distrito Nacional, San Francisco de Macorís, San Cristóbal, Los Alcarrizos, Santo Domingo Oeste, Santo Domingo Norte, Pedro Brand, Bayaguana, entre otros que como premio a su “conducta” serán nuevamente postulados a la misma posición.

En  la Cancillería se ha denunciado la existencia de botellas pagadas en dólares que nombrado en el servicio exterior viven y cobran en el país. Entre ellos algunos embajadores y cónsules permanecen más tiempo en sus negocios particulares que en las misiones encargadas.

Ahí está el caso del diplomático dominicano Francis Lorenzo, embajador adjunto del país ante las Naciones Unidas, imputado por asociación de soborno millonario. Dicho diplomático es dirigente del Partido de la Liberación Dominicana.

Ante esa burlona afirmación del presidente en la proclamación de una organización satélite del oficialismo en declive, creyó que hablaba a extraterrestre. La mayoría del país votará en contra de su continuidad y reelección por cuanto no permitirá indiferente la quiebra de todas las instituciones estatales.

FAUSTO HERRERA CATALINO

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP