No nos podemos quejar

>> 9 de octubre de 2015

Luego de una batalla, aunque no sea decisiva, se haya ganado o no, lo prudente es, que se reúnan los oficiales para tratar de ponderar lo bien hecho y fortalecer y hasta prestarle mayor atención a los errores y los flancos débiles.

Llegaron los cruceristas, no nos podemos quejar. La misma Naturaleza estuvo a favor nuestro. Un día hermoso y soleado. No nos podemos quejar.

Dícen por ahí, que por lo sabia y oportuna mediación del gobernador, no se realizaron protestas de sectores que han sido marginados y que no le han dejado oler siquiera el pastel…no nos podemos quejar.

Cientos, miles de hermosas fotografías ( muchas tomadas desde droms y todo eso) llenaron las redes y medios digitales e impresos con escenas del barco, turistas, autoridades y público en general. Muchos de estos últimos esperaron el alba en las instalaciones de Amber Cove…no nos podemos quejar.

Decenas de militares y policías estuvieron desde otras demarcaciones para reforzar la seguridad y presentar un ambiente tranquilo para nuestros huéspedes extranjeros…no nos podemos quejar.

Autoridades que tenían mucho que no se hablaban ni por teléfono, menos se juntaban sonrientes, tuvieron tiempo  para cumbanchear bajo el calor tropical hasta mojarse las camisas…no nos podemos quejar.

Decenas de comunicadores, periodistas, fotógrafos y camarógrafos en representación de programas de radio y televisión, periódicos y revistas, se disputaban amigablemente el hacer una mejor toma para difundir ese histórico acontecimiento…no nos podemos quejar.

Una buena plataforma de transporte no encontró obstáculo para su misión a los diferentes destinos planificados por las diferentes autoridades y tours operadores…no nos podemos quejar.

Por doquiera el turista se desplazó, fue bien atendido al esmerarse cada empleado, cada dueño de tienda o restaurante, los mismos taxistas, en brindar u ofrecer un servicio de calidad…no nos podemos quejar

Algunos conocedores de números y esas cosas de las altas matemáticas, nos dicen que ese día hubo una circulación millonaria …no nos podemos quejar.

Como se ha planificado realizar una reunión para evaluar todo lo ocurrido bueno o no tan bueno, en la que esperamos sean invitadas todas las autoridades y representantes de diferentes sectores (debe ser un amplio salón) rogamos se hable con sinceridad. Si no desean miembros de la prensa, no importa.

Cierren las puertas, cómanse vivos, muérdanse, díganse una, dos o tres verdades si quieren más…eso sí, déjense de estar de hipócritas porque mientras unos halan el caballo de manera correcta para que avance, otros tiran del rabo para detenerlo.

¡Ay! Es que somos así. No nos podemos quejar!
 

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP