Pedigüeños haitianos vuelven ocupar calles

>> 9 de enero de 2016

Estos niños haitianos fueron dejados ayer en la avenida Abraham Lincoln esquina Jacinto Mañón por el conductor de una camioneta, que al parecer los explota, ya que pasan el día en el lugar limpiando cristales, mientras varias haitianas con bebés en los brazos que se dedican a mendigar, fueron dejadas en el mismo sitio, sin que a Migración ni la Policía les importe esa práctica ni el estatus legal de los extranjeros. Jose Antonio Torres

Haitianas con críos en los brazos, niños y niñas que no llegan a la adolescencia, son distribuidos en calles y avenidas de la capital y Santo Domingo por bandas de traficantes de personas, generalmente de su misma nacionalidad, que los usan como pedigüeños y limpiavidrios en semáforos y próximo a las plazas comerciales.
La acción fue comprobada ayer por reporteros de este diario que observaron cómo desde una camioneta distribuían a un grupo de niños haitianos en la avenida Abraham Lincoln esquina Jacinto Mañón; cada uno de ellos con los utensilios necesarios para limpiar cristales a los vehículos.
Apenas 30 metros más adelante, del mismo vehículo se desmontaron tres mujeres con bebés en los brazos, para inmediatamente dedicarse a la tarea de pedir a los conductores, aprovechando la luz roja del semáforo, o el tapón que se forma a la salida de la plaza comercial Ágora Mall.
Este no es un hecho aislado, en las últimas semanas se ha incrementado la cantidad de pedigüeños haitianos en los semáforos de la capital, a pesar de que existe una disposición que ordena a los agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) detener esa práctica.
Esta forma de explotación se expande frente a las autoridades y es alimentada por dominicanos solidarios que les regalan monedas, debido a su condición de mendigos, aunque al final el dinero termina en manos de los dueños de la red de traficantes.

Los explotadores de niños haitianos se burlan de las autoridades, pese a que en innúmeras ocasiones se ha establecido que pertenecen a redes, en ocasiones familiares que los envían a las calles desde la mañana para en la noche quitarles el dinero recaudado.

Hace dos años, cuando el caso de los pedigüeños y limpiavidrios se convirtió en tema de debate de la sociedad, tras la muerte de uno de ellos, el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) declaró que había “rescatado” unos 90 niños haitianos que eran obligados a mendigar en las calles.
Posteriormente, las autoridades anunciaron el desmantelamiento de una red que operaba desde Los Alcarrizos y que tenía 58 menores haitianos “trabajando” en los semáforos.
En abril del pasado año, alrededor de 50 limpiavidrios, vendedores informales y pedigüeños realizaron una protesta en la intersección de las avenidas Máximo Gómez con 27 de Febrero, en rechazo a las acciones de Amet de retirarlos de las calles.
Tras la avalancha de haitianos en las calles y avenidas de la capital, Santiago y Santo Domingo Este, Migración mantuvo vigilancia durante varias semanas en las intersecciones de mayor presencia de haitianos, lo que motivó que se recogieran, pero en los últimos días se ha incrementado la presencia de los extranjeros en las vías y como es lógico, las permanentes molestias y amenazas a los conductores que se niegan a dar dinero.
JOSE ANTONIO TORRES josetorres60@hotmail.com

e-mail: redaccion[@]elnacional.com.do

1 comentarios:

Jose Rodriguez 1/24/2016 3:16 a. m.  

Eso nada mas se puede ver en mi pais

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP