Un grupo de milicias armadas ocupó un edificio del gobierno de Estados Unidos

>> 4 de enero de 2016


Un centenar de personas se instalaron en la sede de un parque natural en protesta por una condena. En el grupo están los hermanos Ammon y Ryan Bundy, hijos de un ranchero de Nevada que se enfrentó al estado federal.

Un grupo de hombres armados que se oponen al encarcelamiento de dos ganaderos de Oregon ocupan desde el sábado un parque natural de este estado del noroeste de Estados Unidos, informaron las autoridades.



Los ocupantes armados entraron en el terreno del parque después de una manifestación el mismo día en la ciudad de Burns en apoyo al ganadero Dwight Hammond, de 73 años, y a su hijo de 46 años, Steven, según el periódico local The Oregonian.
"Tras concluir la manifestación pacífica, un grupo de hombres armados se trasladaron al Malheur Wildlife Refuge, donde ocuparon la oficina central del parque", indicó en un e-mail a la agencia de noticias AFP el sheriff del condado de Harney, Dave Ward.
Entre los ocupantes del parque figuran Ammon y Ryan Bundy, hijos de otro granjero del estado de Nevada, Cliven Bundy, que se hizo conocer en 2014 en un enfrentamiento con la policía federal en una disputa sobre derechos de pastar.
Al ser contactado por teléfono por The Oregonian, Ammon Bundy afirmó que eran unos cien ocupantes y que no excluían hacer uso de violencia para defenderse si la policía intentaba tomaba las instalaciones.
"Tenemos pensado quedarnos aquí durante años, absolutamente", declaró al periódico. "No es una decisión que hayamos tomado a último momento".
Un juez ordenó que Dwight y Steven Hammond, que ya habían cumplido con una mínima pena de prisión por el delito de incendio premeditado, retornaran a la cárcel, estimando que su primera condena era muy clemente, informaron medios locales.
Los dos ganaderos, que alegan que prendieron un fuego controlado en su propio terreno, son acusados de haber incendiado un terreno federal para encubrir delitos de caza y fueron condenados a cuatro años de prisión cada uno, además del tiempo que ya permanecieron en prisión (tres meses para el padre y un año para el hijo).
La manifestación en apoyo a los granjeros reunió a unas 300 personas en Burns. Luego, un grupo de manifestantes se trasladó al parque natural federal a 80 kilómetros de la pequeña ciudad de 2.800 habitantes, donde viven caballos salvajes, antílopes autóctonos y otros animales.
El sheriff indicó que varias agencias "están buscando una solución" al conflicto.
AFP

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP