Monchy, percibo que anoche me arrebataron el celular

>> 7 de febrero de 2016

Ayer, cerca de las 7:30 de la noche, cuando regresaba a mi casa en carro público, un individuo se acercó en un motor, me arrebató el celular, aceleró y solo llegué a verle la espalda mientras se alejaba entre los espacios vacíos del tapón de la avenida Winston Churchill, próximo a la 27 de Febrero.


Hoy no tengo comunicación móvil, gracias a que ese individuo me despojó de mi propiedad, y probablemente no tendrá consecuencias por su delito.

Sin embargo, puede que para el ministro de Interior y Policía, José Ramón (Monchy) Fadul, ese robo sea tan solo el resultado de una percepción generada por mi mente y la de los otros ciudadanos que se trasladaban apretados junto conmigo en ese carro.

Y es lógico que piense así, dado que él, su familia y allegados viven en esa burbuja desde donde la realidad de los ciudadanos de a pie, como yo, parece una novela de realismo mágico, quizá algo más brillante que las narradas por el genio de García Márquez.

¿Es una percepción según el encargado de coordinar la seguridad de los ciudadanos de la República Dominicana? Sí, de acuerdo con sus declaraciones recientes, de las que se hizo eco la prensa nacional.

No es posible que en este país no se pueda transitar por las calles sin sentirse amenazado por la delincuencia. No es posible que la integridad física y las propiedades de las personas que pagan impuestos en la República Dominicana no estén garantizadas.

Constituye una burla, una irresponsabilidad y una afrenta para este pueblo, que usted, Monchy, tenga la cara dura para decir que es una percepción la amenaza y la desesperación constantes en las que vivimos los que cada día debemos transportarnos a pie hacia los centros de trabajo, de estudios o a realizar otras actividades.

Ahora bien, ¿aparecerá el celular de este ciudadano común, así como, por ejemplo, apareció rápidamente el celular sustraído a la fiscal del Distrito a finales del año pasado?

Yo soy tan solo uno de los tantos dominicanos que cada día son acosados por la delincuencia. Ya no reportamos nada. Ya nos quedamos callados. Ya hemos perdido la fe en la capacidad del Estado para garantizar la seguridad.

Esta es la realidad, Monchy, no percepción, como de manera irresponsable dice usted.

Ya no culpo a mis amigos que con frecuencia se acercan diciendo que esto no lo aguanta nadie, que se quieren ir del país, que quieren dejarlo todo porque ya en la República Dominicana el ciudadano común no puede vivir en paz.
POR: Merkiseded Avelino

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP