¿Qué vamos a hacer…? A propósitos del atraco a un turista

>> 13 de febrero de 2016

New Jersey.- El pasado año, se produjo en la ciudad de Paterson en Estado de New Jersey un importante encuentro organizado por el comité de Puetoplatenos ausentes, con los miembros de la Cámara de Comercio de Puerto Plata y otros empresarios y personalidades de la zona, con la finalidad de sostener un conversatorio sobre el futuro de nuestra provincia y el impacto que tendría el inicio de la llegada de cruceros turísticos a través de la nueva terminal que fue inaugurada.


Entre los expositores estuvieron, tanto el presidente de la Cámara de Comercio, Licenciado Sixto Peralta, como el doctor José Natalio Redondo, del Cluster turístico, entre otros, quienes destacaron el entusiasmo que mantenían para entonces, todos los sectores, ante lo que se denomina el reinicio de las operaciones de cruceros de la misma y por lo tanto, el tan esperado relanzamiento de Puerto Plata como destino turístico.

Recuerdo que muchos de los presentes, al final de cada exposición, expresaron sus puntos de vistas sobre lo que ellos consideran, es el gran momento para la inversión, con la única finalidad de ofrecer a nuestros visitantes buenas atenciones y la oportunidad de pasar una estadia amena a la hora que deseen visitarnos y disfrutar de nuestros atractivos.

Todo fue muy bien, las exposiciones mostraban un excelente optimismo con relación al turismo, no solo de cruceros, sino inclusive ante lo que podría ser el rescate definitivo del sector y la resucitación de los sectores que hasta la fecha, presentan un estado de moribundos.

Previo a esos días estuve de vacaciones en Puerto Plata, nos pasamos unos días recorriendo sus calles, visité la montaña Isabel de Torres en compañía de unos amigos que deseaban conocer mi provincia, puesto que donde quiera que voy, siempre digo que existe la Republica Dominicana y la Republica de Puerto Plata.

Desde mi punto de vista, para mí fue deprimente ver las condiciones fantasmica, si cabe la palabra,  de lo que es hoy Playa Dorada, al ver sus calles y observarla completamente vacías, así como aquella plaza que en los años que vivía allí era un centro comercial de importancia, me sobrevino una gran tristeza y una nostalgia, que me hizo preguntarme a mí mismo, que nos pasó? Por qué hemos prácticamente dejado caer nuestra Playa Dorada?, entre otras cosas.

De igual manera, considero que las calles de Puerto Plata, para cuando estuve allá, eran  calles prácticamente vacías, cuando caminamos, notaba que estábamos a expensas de cualquier delincuente, pues, no veía el patrullaje que nos garantizara un tránsito seguro por nuestras calles.

Pero también, en esos días, nos pasamos junto a mi esposa e hijos unos días en el hotel Lifestyle en Cofresi, y sin dudas que la estadía en estas instalaciones hoteleras fueron más que espectaculares, un servicio de primera, unas atenciones de todo su personal siempre puntuales, edificios en excelentes condiciones, etc. Por lo que me  pregunté  y le hice  la misma pregunta a algunos de mis mejores amigos, Por qué, en Cofresi, el turismo funciona y en Playa Dorada no?

Esa pregunta viene justamente porque los turistas que van a Cofresi, no están yendo a un destino distinto al que ofrece Playa Dorada, Sosua o Cabarete, es el mismo destino, las mismas atracciones, las mismas condiciones de la ciudad, los mismos asedios en las playas y donde quiera que el turista se mueve, las mimas condiciones de seguridad de la ciudad, los mismos problemas, etc., es decir,  mientras el turismo se convierte en un gran negocio para un lado de la ciudad, para el otro, se ha caído por completo.

Mis conclusiones, siempre han sido en que los hoteleros se ocuparon de sacar todo el provecho posible  al turismo y nunca se preocuparon por hacer las inversiones que tenían que hacer para garantizar el retorno de los que nos visitan o que los que nos visiten, se conviertan en cajas de resonancias que provoquen a otros a visitarnos.

Pero esto no viene al caso ahora.  Volviendo a la conferencia o al encuentro que sostuvieran los representantes de los sectores económicos y turísticos en su visita aquí y luego de las exposiciones, tomé un turno, recordando mi condición de periodista, para hacer algunas preguntas.

Y las preguntas, probablemente no le agradaron a algunos, pero lamentablemente ante el boomeran y el entusiasmo que tenemos los puertoplatenos con la llegada de los cruceristas, es muy probable que cometamos los mismos errores del pasado y no nos demos cuenta.

Preguntaba: Qué vamos a hacer con el vertero de Maimon, cuando este se incendie y esté llegando un barco de crucero? Como vamos a controlar la humareda que todos sabemos sale de ese vertedero cuando este coge fuego? Qué vamos a hacer con los que asedian a los turistas? Qué vamos a hacer si  un turista tiene un accidente, ya que en Puerto Plata no hay una ambulancia, nuestros cuerpos de socorro trabajan con las manos pelada, no tienen ni siquiera guantes para trabajar?

Qué vamos a hacer, con la seguridad, como vamos a evitar que un turista sea atracado por algún delincuente? Qué vamos a hacer cuando un turista se enferme y tenga que visitar alguna clínica privada y se de cuanta que era mejor quedarse enfermo que ser víctima de un asalto mayor y con legalidad, cuando le pasen las facturas de los servicios ofrecidos en esa clínica?  Qué vamos a hacer con el desorden que existe en el transito en nuestra ciudad?  Qué vamos a hacer con los policías que siempre andan buscando lo suyo y se olvidan de sus verdaderas funciones que es el de cuidar a la ciudadanía?

Esas fueron algunas de mis inquietudes y lamentablemente, este jueves pasado, uno de mis temores se hizo realidad.

Un turista que se encontraba hospedado en el mismo hotel donde yo me quedé, fue víctima de un atraco y perdió la vida.

Nadie lo cuidó, nadie lo atendió, nadie le garantizó un tránsito seguro por nuestras calles, nadie se ocupó de que no fuera una cruel estadística de la delincuencia y para llevarlo a la clínica donde fue atendido, hubo que tirarlo en la parte trasera de una camioneta, esto a pesar de que estaba muy cerca del destacamento de los bomberos, pero ellos no tienen una ambulancia que pudiera asistir a un extranjero.

Es tiempo de que prestemos atención, no permitamos que se repita de nuevo, esta fue una gran tragedia, pero podría ser catastrófico para el despegue de Puerto Plata.

Por Daniel Ciriaco
danielciriaco@hotmail.com




1 comentarios:

yari B 2/14/2016 10:05 a. m.  

estoy 100x100 de acuerdo con su comentario el turista que se enferma en puerto plata mejor vaya a una farmacia y se recete el mismo si va a una clinica o centro medico lo estafan mi hijo se enfermo de asma estuvo hospitalizado 4 dias la cueantas 5700 dolares y una nina que estaba por asma tambien 5 dias la cuensta fue 32000 pesos dominicano ahora digame usted que paso hay

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP