Las acusaciones de corrupción que recaen sobre el presidente interino de Brasil

>> 12 de mayo de 2016

El presidente interino de Brasil está envuelto y acusado en el escándalo de la petrolera estatal Petrobras por desvío de fondos. A diferencia de otros políticos, aún no se abrió una investigación en su contra


Tras la aprobación del juicio político a Dilma Rousseff y su posterior suspensión, el vicepresidente Michel Temer asumió la presidencia de manera interina durante los 180 días que se prolongará el proceso de enjuiciamiento. Sin embargo, el líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), bloque centrista que rompió su alianza con el Partido de los Trabajadores (PT), asume en medio de una profunda crisis política y económica y con varias acusaciones de corrupción en su contra.
Temer fue mencionado por diversos delatores en el marco del escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. Hasta el momento, la Fiscalía evitó iniciar una investigación en su contra, como sí lo hizo contra decenas de funcionarios.
El ahora presidente interino de Brasil fue condenado este mes por una corte electoral de San Pablo por pasar el límite de donaciones electorales. Esta acusación podría impedirle presentarse como candidato en las elecciones de 2018, pero no lo imposibilita para ejercer el gobierno hasta esa fecha, consigna BBC Mundo.
LEA MÁS:
Aunque todavía falta mucho para los próximos comicios, el líder del PMDB, quien no goza de una buena imagen popular, aseguró en reiteradas ocasiones que no pretende presentarse en 2018 como candidato presidencial.
El mayor tribunal electoral del país, en cambio, estudia denuncias que exigen anular el mandato de Rousseff y Temer, alegando que ambos recibieron dinero desviado de Petrobras para su campaña de 2014.
Si el tribunal llegara a fallar a favor de esas denuncias este año, se convocarían elecciones anticipadas.
Temer sabe que tendrá una dura oposición. Pero esa oposición se verá mayormente reflejada en la sociedad. Según la última encuesta, el ahora presidente interino sería votado por apenas un dos por ciento de los brasileños. Mientras que tres de cada cinco quieren que sea sometido a un juicio político, al igual que Rousseff.
Este jueves por la madrugada, el Senado aprobó el juicio político a la líder del PT por 55 votos a 22. Ahora queda suspendida por 180 días, tiempo en el que se desarrollará el proceso judicial para determinar si finalmente es destituida del cargo.
infobae.com

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP