Personas postradas votaron en sus casas

>> 16 de mayo de 2016



Teresa Aurelia Antonia Mella Ornes, de 96 años, biznieta del patricio Matías Ramón Mella, fue la primera persona de una lista de ocho correspondientes a la ruta 3, de la unidad móvil especial, que ejerció el voto en su hogar, dentro del plan piloto del “Voto en Casa” establecido como novedad en este proceso.

El programa, establecido por la Junta Central Electoral (JCE), estuvo dirigido a personas que presentan más de un 70% de discapacidad motora que le impida trasladarse al colegio electoral que le corresponde, en cuyas condiciones fueron elegidas 102 en diferentes puntos del país.
La señora Mella Ornes, educadora universitaria y de secundaria por más de 60 años, reside en el sector Arroyo Hondo y tiene cuatro años en cama por problemas de salud. Tras ejercer el sufragio dijo sentirse feliz de poder ejercer el voto. “Esto no es una obligación, pero es un deber”.
Ella, al igual que Carmen Virginia Mercedes Escobal, Lucía Haydeé Nicolás y Silfida Adelaida Pimentel Peña, fueron algunas de las personas seleccionadas en el Distrito Nacional, de un total de 102 que ejercieron el voto en esas condiciones, elegidas al azar en las provincias de Santo Domingo, Santiago, La Romana, San Juan de la Maguana, Samaná y Barahona.
La ruta, que partió a las 9:00 de la mañana de la sede de la Junta Electoral del Distrito, tuvo como responsable a José Luis Pimentel, acompañado de un presidente de la mesa electoral, un secretario, un vocal, un delegado de la Junta, un supervisor, un delegado de partido político, un militar electoral y observadores internacionales. La segunda en visitar fue a Carmen Virginia Escobar, de 84 años. “Yo estaba buscando quien me llevara cargada y no encontré, por lo que me alegré mucho cuando supe de ese programa de la Junta”. También votó Silfida Adelaida Pimentel, de 75 años, postrada desde hace seis años, y Lucía Nicolás, del sector Piantini, de 92 años, quien tiene año y medio en silla de ruedas y discapacidad en las manos por artritis, por lo que tuvo que ser asistida por su hija Lucía Viñas.
NOVEDOSO PROGRAMA EL VOTO EN CASA

Una vez a la persona se le entregaban las boletas, personal del colegio electoral salía de la habitación, y tras doblarlas eran colocadas en un sobre transparente que se cerraba y se guardaba en una valija. El votante firmaba el padroncillo. Tras concluir el proceso, esas boletas eran llevadas al colegio electoral donde le correspondía votar, donde eran colocadas en las urnas por el presidente del colegio luego de cumplir un protocolo establecido.

Para ese proceso se contó con 16 rutas con unidades móviles. Las personas, 104 inicialmente, fueron seleccionadas al azar para formar parte del plan piloto, de las más de 3,000 personas con discapacidad física motora que fueron identificadas durante el proceso de renovación de la cédula, las cuales fueron ceduladas en sus hogares.
Una de las personas previamente seleccionadas falleció y otra fue trasladada por sus familiares de un municipio a otro, por lo que quedó fuera del programa, publicó listindiario.com

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP