Dominicanos en Brooklyn preocupados y alerta por estragos droga K2

>> 15 de julio de 2016

Nueva York.- Dominicanos residentes en el sector de Bedford-Stuyvensant en Brooklyn, llamado también “El Paseo de los Muertos Vivos o Zombis” porque en los últimos días han tenido que internar decenas de personas por los efectos letales de la droga K2 o marihuana sintética, manifestaron estar preocupados y en máxima alerta con sus hijos y parientes.
 
Expresan los criollos que tienen el temor que algunos de nuestros jóvenes caigan en situación similar, e hicieron un llamado a sus compatriotas que residen en La Gran Manzana a que estén alerta sobre sus familiares.
 
Uno de los dominicanos, que solo se identificó como estudiante de termino de “Justicia Criminal” en la universidad de John Jay, sostuvo que en el sector (7 km²), residen más de 150 mil personas, hay dos precintos policiales (79 y 81), el 70% de sus residentes son negros, el 15% hispanos, el 10% blancos, y el 5% entre asiáticos y otras etnias.
 
Asimismo una quisqueyana que barre en el área para la Corporación de Desarrollo Económico, declaró al canal de televisión CBS, que diariamente recoge sobres con etiquetas que dicen "Tigre Blanco" y "Dank", nombres que identifican la mortal droga.
 
Añadió que ve con mucha frecuencia personas caminando con los ojos brotados, haciendo gestos de todo tipo, se muestran violento con frecuencia, se desnudan, se lanzan al piso y contra las paredes, y eso son los que las consumen, indicó.
 
Este vecindario ha acaparado la atención en los últimos días de los principales medios de comunicación debido a la gran cantidad de personas tiradas en sus calles, aceras y demás espacios públicos por los efectos de la K2.
 
Según los reportes policiales y del Departamento de Salud, al parecer, los afectados ingirieron de un mismo lote que estaba contaminado, colapsando inconscientes en plena vía pública.
 
En los últimos meses,  esta droga ha traído como consecuencia que 6,000 personas hayan tenido que ir a emergencia, falleciendo dos de ellas; el  90% de los que han acudido al hospital son hombres con edad promedio de 37 años.
 
Además tres leyes fueron firmadas en octubre de 2015 por el alcalde Bill de Blasio, para combatir su venta, imponiendo $5,000 dólares en multa y un año de cárcel. Por la facilidad en adquirirla y el bajo precio de $5.00 dólares el sobre, es que se ha disparado su alto consumo, no obstante las autoridades notificar mediante correos electrónico siete mil negocios, recordándoles que la venta de K2 es ilegal. 

Por Ramón Mercedes

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP