Trump abre puerta a deportaciones masivas

>> 22 de febrero de 2017

El gobierno de Estados Unidos anunció nuevos criterios que abren la puerta a la deportación masiva de unos 11 millones de indocumentados.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, quien mañana visitará México, firmó dos memorandos con los cuales endurece el control migratorio, que implica acelerar el proceso de expulsión y contratar a 15 mil agentes.

Los nuevos lineamientos sobre cómo implementar las dos órdenes ejecutivas que el presidente Donald Trump firmó el 26 de enero no incluyen a los jóvenes llamados dreamers.
Sin embargo, no sólo se perseguirá a los migrantes con cargos criminales violentos, sino también a todos los que han “abusado” de beneficios públicos o a los que, “a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y nacional”.
En conferencia de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, recordó que “todo el mundo que está aquí ilegalmente puede ser deportado en cualquier momento”.
El pasado 9 de febrero, un tribunal estadunidense rechazó los alegatos de Trump para revivir su veto migratorio.
En tanto, el Departamento de Seguridad Nacional anunció, sin dar fecha, que la construcción del muro iniciará con recursos propios en las zonas fronterizas con Ciudad Juárez, Chihuahua; Nogales, Sonora, y Mexicali, Baja California.   

Trump legaliza cacería masiva  de inmigrantes
El gobierno de Donald Trump estableció ayer nuevas directrices para reforzar el control migratorio en Estados Unidos, con un agresivo plan que incluye acelerar el proceso de deportación de inmigrantes indocumentados y contratar a 15 mil nuevos agentes.
Pero en las nuevas directrices quedan exentos los jóvenes indocumentados (Dreamers o Soñadores) que llegaron a Estados Unidos como menores de edad.
Se trata de dos memorandos en los que se recoge cómo implementar las dos órdenes ejecutivas sobre seguridad fronteriza e interna que Trump firmó el 26 de enero.
"El auge de la inmigración ilegal en la frontera sur ha sobrepasado a las agencias y los recursos federales y ha creado una significativa vulnerabilidad en la seguridad nacional de EU”, subraya uno de los  documentos con los nuevos ejes de política migratoria.
Los memorandos, divulgados ayer y firmados por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, supone en la práctica un cambio de 180 grados respecto a las políticas del expresidente Barack Obama y abre la puerta a las deportaciones masivas en EU de inmigrantes indocumentados.
En concreto, precisa que no sólo se perseguirá a los inmigrantes indocumentados con cargos criminales violentos, sino también aquellos que hayan “abusado” de los beneficios públicos o que, “a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y seguridad nacional”.
"El Departamento de Seguridad Nacional”, agrega el memorando, “ya no eximirá clases o categorías” de extranjeros indocumentados de “una potencial aplicación de la ley”.
En su rueda de prensa diaria, el portavoz presidencial, Sean Spicer, dijo que el objetivo “es dar más autoridad a la agencia federal para hacer cumplir leyes migratorias” y recordó que “todo el mundo que está aquí ilegalmente puede ser deportado en cualquier momento”.
Obama había marcado como prioridad la deportación de inmigrantes indocumentados con antecedentes penales e historial criminal, y dejaba de lado a los inmigrantes indocumentados con violaciones menores de la ley, como conducir sin licencia o tener una luz rota del coche.
Durante la campaña electoral del pasado año, Trump prometió deportar a los 11.1 millones de indocumentados que se creen que viven en el país, aunque posteriormente, tras su victoria en los comicios de noviembre, situó ese número entre los 2 o 3 millones.
El gobierno de Trump, no obstante, reconoce la falta de recursos, por lo que ordena la contratación de 15 mil  nuevos agentes encargados del control migratorio y otorga mayores poderes para que agentes estatales y locales colaboren en estas labores.
Los 15 mil nuevos agentes que anuncian los memorandos del Departamento de Seguridad Nacional se dividen en dos grupos: diez mil nuevos agentes del ICE y cinco mil nuevos de la Patrulla Fronteriza.
Tregua a Dreamers
Quedan, sin embargo, fuera de esta rotunda expansión de la autoridad de las fuerzas de seguridad los jóvenes indocumentados (Dreamers o Soñadores) que llegaron a EU como menores de edad.
En el documento del Departamento de Seguridad Nacional se especifica que estos jóvenes indocumentados “no” se verán afectados por las nueves órdenes de la agencia federal, lo que supone una marcha atrás en las promesas de Trump durante la campaña en la que prometió derogar el Programa de Acción Diferida  para los llegados en la Infancia (DACA), impulsado por Obama en 2012.
Este programa permite a los jóvenes frenar su deportación, obtener un permiso de trabajo y una licencia de conducir, aunque establecía que, para seguir gozando de estos beneficios, los jóvenes debían renovar el permiso cada dos años.
El DACA permitió frenar la deportación de 750 mil soñadores. Pese a prometer durante la campaña que iba a derogar ese programa, la semana pasada Trump reconoció que “es uno de los temas más difíciles” con los que se enfrenta...”.

LAS NUEVAS MEDIDAS

Las nuevas reglas de operación para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ponen en el umbral de la deportación a la mayor parte de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima radican en Estados Unidos.
  • Los memorandos revelados ayer instruyen a todos los funcionarios –incluyendo Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y de Inmigración y Control de Aduanas (ICE)– para identificar, capturar y deportar con rapidez a cada inmigrante indocumentado que se encuentran.
  •  Los inmigrantes indocumentados capturados al entrar al país serán puestos en detención hasta que sus casos sean resueltos.
  • Aumentan la capacidad de la policía local para ayudar al control de la inmigración; llama a la contratación de 15 mil oficiales de inmigración más y permite que empiece una expansión de el muro fronterizo entre Estados Unidos y México.
  • Los inmigrantes indocumentados que hayan cometido un delito son la máxima prioridad para las operaciones de aplicación. Los documentos hacen claro que los agentes de ICE deben, sin embargo, iniciar un proceso de deportación contra cualquier otro inmigrante indocumentado que se encuentren.
  • Las protecciones concedidas por el presidente Obama en 2012 (ley DACA) para los inmigrantes indocumentados traídos al país cuando eran niños (Dreamers) seguirán vigentes en tanto que ellos cumplan con las normas del programa.
  • Más de 750 mil inmigrantes han recibido protecciones contra la deportación. Esa disposición es conocida como el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Califica como horribles amenazas contra judíos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó ayer como “horribles y dolorosas” las crecientes amenazas contra la comunidad judía en el país, en declaraciones formuladas durante una visita al Museo Nacional Afroamericano.
La visita al museo, dijo el mandatario, “nos recuerda porqué tenemos que luchar contra el odio y la intolerancia en todas sus formas. Las amenazas antisemitas contra nuestra comunidad judía y centros comunitarios son horribles y dolorosas”.
El lunes por lo menos una docena de centros comunitarios ligados a la comunidad judía tuvieron que ser desalojados en diversos puntos del país ante amenazas de bomba.
Durante el fin de semana, por lo menos 100 lápidas de un cementerio judío en Saint Louis, Misuri, fueron destruidas por vándalos, denunció el director de esa entidad.
Trump dijo que los episodios constituyen “un triste recuerdo de todo el trabajo que aún tenemos por delante para deshacernos del odio, de los prejuicios y de la maldad”.
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que el gobierno no apoya ni tolera esos episodios.
Trump, dijo Spicer, “ha dicho que no aceptamos este tipo de comportamientos y que debemos unir y no odiar a la gente por su género, religión o color de piel”.
En tanto, el Centro Anne Frank emitió una nota en Twitter donde señaló que “el antisemitismo que sale de su administración es el peor que hemos visto en cualquier otro gobierno”.

EU iniciará el muro en El Paso y Tucson

El gobierno de Estados Unidos quiere empezar la construcción del muro con México en los enclaves fronterizos clave de El Paso, Texas; Tucson, Arizona, y El Centro, California, y pagarlo con dinero aprobado por el Congreso, según informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).
Estos puntos hacen frontera con Ciudad Juárez, Chihuahua; Nogales, Sonora, y Mexicali, Baja California, respectivamente.
"Hemos identificado las posiciones alrededor de El Paso, Tucson y El Centro para construir un muro en las áreas en las que las vallas o las zanjas ya no son efectivas”, apuntó el DHS en un memorando.
En el año fiscal 2016, la Patrulla Fronteriza realizó 408 mil 870 detenciones de indocumentados en el límite sur, 64 mil 891 de ellas en el área de Tucson, 25 mil 634 en la de El Paso y 19 mil 448 en la de El Centro.
El departamento liderado por el general retirado John Kelly también pidió a la Patrulla Fronteriza que “identifique áreas prioritarias para construir un muro o una barrera similar donde ahora no exista en la frontera”.
El documento aborda además la fuente de financiación de la obra al ordenar la “preparación de peticiones de presupuesto del Congreso para este año fiscal y para los siguientes”.
También ordena “identificar y asignar de inmediato todos los recursos disponibles para planear, diseñar, construir y mantener un muro, incluyendo la iluminación, la tecnología (sensores), así como las patrullas y las vías de acceso”.
El muro en la frontera fue una de las promesas estrella con las que llegó a la Casa Blanca el presidente, Donald Trump, quien ha asegurado que el costo de la obra lo asumirá México, aunque el Congreso adelante el dinero.
El coste estimado del muro fronterizo ha ido creciendo progresivamente.

Kelly y Tillerson amplían agenda en México

La agenda de la visita a México de los secretarios de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson y de Seguridad Nacional, John Kelly, se amplió a dos días, informó la Embajada de México en Estados Unidos.
De acuerdo con un comunicado emitido ayer, los funcionarios permanecerán los días  22 y 23 de febrero, para sostener un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto e integrantes del gabinete.
La embajada detalló que en su visita, los secretarios estadunidenses se reunirán con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña; Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y Marina, Vidal Soberón.
"El grupo dialogará sobre seguridad en la frontera, cooperación en procuración de justicia y comercio, entre otros temas”, señaló la representación norteamericana.
Además, puntualizó que el secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, se reunirá con personal de la Embajada de ese país en México.
En su momento la dependencia informó que de esta manera, se daría continuidad al diálogo acordado en la llamada telefónica entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump, el 27 de enero.
Los temas que han sido controversiales son migración y la construcción de un muro.
En la pasada visita del canciller mexicano a Estados Unidos, el objetivo fue -de acuerdo a la SRE- seguir trabajando en favor de una relación respetuosa.
por: MSN.com

1 comentarios:

Alfredo 2/23/2017 7:18 a. m.  

Respaldo a Trump en esto......

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP