Medio Ambiente autorizó proyecto inmobiliario entre manglar y dunas en Cabarete

>> 18 de octubre de 2017

PUERTO PLATA.- Tras más de tres años negando el permiso, el Ministerio de Medio Ambiente autorizó, bajo la administración de su actual titular Francisco Domínguez Brito, la construcción de un proyecto turístico-inmobiliario en medio de un humedal, manglar y dunas en el lugar conocido como La Boca, justo en el estuario que forma el río Yásica al desembocar en el Atlántico, en Cabarete, Puerto Plata.


El proyecto denominado “Villas La Boca Ecological Lounge”, de la empresa Dreams Endowment Corporation, representada por Alfredo José Gómez Aranda y cuya propiedad se vincula a Fabrice Grinda, un multimillonario francés dedicado al desarrollo de productos tecnológicos, ha sido criticado por la Asociación para la Protección del Medio Ambiente y Turismo de Cabarete y Sosúa (Asoprocaso) y la Academia de Ciencia, debido al impacto que puede producir en un ecosistema que catalogan como “frágil”.

El propio Ministerio de Medio Ambiente, en una comunicación que dirigió a la empresa en febrero de este año, indica que “considerando las características de fragilidad del área donde se propone ubicar el proyecto... y dada la presencia de la zona marina, el estuario del río Yásica, humedales y dunas, el proyecto debe estar limitado a la zona donde provoque el menor daño posible”.

Como parte del acondicionamiento del lugar para su desarrollo, han sido afectadas unas 40 tareas (unos 25,000 metros cuadrados) de mangles y alrededor de 1,200 metros de dunas.

Todavía en el Ministerio están en la fase de evaluación de un informe de inspección que sus técnicos realizaron al lugar el 29 de agosto pasado para evaluar los daños causados cuando los promotores del proyecto habilitaron un parqueo.

En dicho informe se establece que esos trabajos afectaron unos 1,200 metros de dunas, razón por la cual, el permiso ambiental se encuentra en revisión en la actualidad.

Los inspectores constataron que se había marcado un área con tubo de PVC, donde el promotor del proyecto dijo que construiría un camino entablado, pero el área se encuentra dentro de la franja de los sesenta metros y compromete la zona de uso público y las dunas, que según la licencia otorgada, no debía ser intervenida.

También determinaron que la vivienda principal del proyecto está marcada para construirse en parte de la franja de los sesenta metro y que la construcción además de violar la licencia, implica la eliminación de parte de la duna y la vegetación asociada. Los inspectores recibieron denuncias de los comunitarios de que los promotores del proyecto habían realizado una trocha, eliminando una franja de manglar, la cual pudieron ver a través de imágenes de pantalla de un dron.

En un recorrido de Diario Libre por el lugar se observó cómo la duna fue removida para dar paso al parqueo y parte de la calle de acceso a La Boca, lugar donde el Yásica une sus aguas con el Atlántico, en una de sus extensas playas del Norte del país.

Los agentes de seguridad que la compañía mantiene en el lugar, y que recuestan su vigilia en los tallos de los mangles que bañan sus raíces en las quietas aguas del humedal que caracteriza la zona, aseguran que esas son las tierras donde se levantará el proyecto y que ellos la cuidan para evitar que ocurran talas.

No obstante, en junio del año 2014, Medio Ambiente, mediante la Resolución 015-2014, sancionó con una multa de RD$1.0 millón al señor Gordon Ganon, uno de los promotores del proyecto, por talar 40 tareas de mangles y otras especies de árboles costeros en ese lugar.

Ganon apeló la resolución ante el Tribunal Contencioso Administrativo que en septiembre de 2016 la declaró nula porque, entre otras cosas, no encontró pruebas suficientes de la acusación, según la sentencia 272-2016.

Un informe de la Academia de Ciencias de junio de 2014 advierte, basado en declaraciones de personas de Cabarete, que se estaba “desecando y eliminando manglares” en la desembocadura del río para dar paso al proyecto.

Trasplante de árboles
En la actualidad, los promotores tienen en agenda hacer un trasplante de árboles.

“Una de las primeras acciones que va a acometer el equipo que desarrolla Silicon Cabarete, el primer proyecto de turismo sostenible de emprendimiento tecnológico de la región, será trasplantar un grupo de árboles para protegerlos durante el periodo de construcción del sencillo complejo para luego reintegrarlos como parte de él”, se indica en una nota enviada a este diario, a través de la firma extranjera Llorente & Cuenca.

Indican que ya fueron inventariados 56 árboles en los terrenos de construcción y que hay expectativa de aumentar dicha cantidad a 70. De eso ya informaron al Ministerio vía la viceministra de Gestión Ambiental, Zoila González.

“Teniendo en cuenta su tamaño y posibilidad de adaptación, nos proponemos trasplantarlos a un vivero temporal dentro de la propiedad para, más adelante, reincorporarlos al diseño final del paisaje como parte del plan de conservación de la biodiversidad de la zona”, afirman.

Silicon Cabarete es parte de Villas La Boca Ecological Lounge, aunque en la nota solo hace referencia a La Boca y no a Dreams Endowment Corporation, empresa de la que aparece muy poca información en internet y que, en la Oficina Nacional de Propiedad Industrial (Onapi) figura a nombre de Michel Henry Zalewski. Fue registrada en julio de 2010 y tiene por actividad la “captación de fondos para el sostenimiento de proyectos sin fines de lucro en el área educativa en la costa norte”.

De La Boca, sin embargo, existe una página web: http://labocaproject.com/la-boca/ en la que se define como “un proyecto ecofriendly que contempla la utilización de materiales que armonicen con el entorno, amplias áreas verdes, residencias de dos alturas para garantizar el bajo impacto e infraestructuras sostenibles”. Además presenta a Fabrice Grinda como un emprendedor de internet, ángel inversor y cofundador de la empresa OLX.

Características del proyecto
De acuerdo con las explicaciones del proyecto, definido en la licencia ambiental, la idea a desarrollar es un complejo compuesto de una villa principal de dos niveles, una villa secundaria, dos centros de operación de sistemas informáticos (Silicon Cabarete 1 y 2) de unos 1,000 metros cuadrados cada uno, Spa Gym, dos canchas de tennis, caseta de control, entrada principal y estacionamiento con capacidad para 10 vehículos.

A nivel mundial, el ejemplo más conocido de complejos de este tipo es el Silicon Valley, en California, Estados Unidos, un lugar que concentra las principales corporaciones de tecnología del mundo, tales como HP, IBM, eBay, Google, Facebook, Apple, Adobe, Intel, Nokia, Yahoo, que comparten espacio con pequeñas empresas (Start ups).

En un artículo del periódico El Comercio, de México, se listan otros cinco lugares similares: El Silicon Fen, en Cambridge, Reino Unido; Silicon Wadi, en Tel Aviv, Israel; Silicon Delta, en Shezhen, China, Silicon Alley, Nueva York, Estados Unidos, y Silicon Plateau, en Balgalore, India.
Dudas sobre la propiedad de la tierra
 
La historia de Villas La Boca Ecological Lounge se escucha desde el año 2014 cuando empezaron a solicitar el permiso ambiental. El 15 de agosto de 2016, apenas un día antes del cambio de Gobierno, el pasado ministro de Medio Ambiente, Bautista Rojas Gómez, otorgó la licencia para su desarrollo.
Instalada la nueva gestión de Medio Ambiente, con Domínguez Brito como ministro, la licencia fue suspendida, hasta que el pasado 10 de julio se volvió a otorgar.

Según informó el Ministerio a través de su Dirección de Comunicaciones, el otorgamiento se hizo basado en evaluaciones de técnicos que identificaron y delimitaron el lugar donde se puede levantar estructuras, unos 53,500 de los 619,405 metros cuadrados que abarca la propiedad del promotor.
Sin embargo, existen dudas sobre la zona identificada y en la que se levantará, de acuerdo a un plano de construcción sometido al Ministerio. En la licencia se dan las coordenadas de unos terrenos que se indican están dentro de la parcela número 48-B, del Distrito Catastral número 5.

Pero Michel Gay-Crosier, miembro de Asoprocaso, y quien ha dado seguimiento desde el inicio al proyecto de La Boca, asegura, plano en mano, que las edificaciones se levantarían en tierra que están fuera del límite de la parcela y que corresponden al Estado.

“Por eso es que digo que es un fraude, pues están alegando un supuesto saneamiento que no les pertenece”, comenta el ambientalista.

En Medio Ambiente, a través de la Dirección de Comunicaciones, alegan que el plano presentado por la empresa se rechazó, pero las coordenadas que se detallan en el permiso ambiental coinciden, en gran medida, con esos terrenos.

En el Tribunal de Tierras de Puerto Plata existe el expediente 0269-09-00091/0269-09-01155 aún en fase de instrucción, en el que la empresa Connemara S.A. solicita un saneamiento de casi 34 mil metros cuadrados que coinciden con los del plano de construcción presentado por Dreams Endowment.

Al respecto, la Junta Distrital de Cabarete depositó una instancia en 2013 en la expone que Connemara está solicitando por prescripción la adjudicación de 33.942.47 metros cuadrados en la playa de Cabarete, denominado La Boca, de los que 30,704.22 “han sido poseídos desde hace más de 30 años por el Cabildo de Cabarete y el resto por un particular” de nombre Cristino Almonte.

El cabildo, representado en el acto por el abogado Ángel Lockward, demandó al Tribunal de Tierras rechazar la solicitud de saneamiento de Connemara “por no haber dicha empresa tenido posesión, nunca, ni un solo día, de dicha propiedad”.

Temor en la comunidad
En el Jardín Deportivo de Cabarete, una comunidad de alrededor de 100 familias que convive con las ruinas de un turismo que decayó hace años, la gente teme que el desarrollo de Villas La Boca Eological Lounge los prive del libre acceso a la playa y a La Boca, su único lugar de esparcimiento.
No se oponen al desarrollo, pues creen que ese complejo les pueda traer parte de los empleos que tuvieron hace unos años, cuando la gente del lugar no tenía que salir a trabajar a Cabarete o “motoconchar” para sobrevivir, porque el turismo florecía.

“Estamos de acuerdo con el proyecto, lo que no queremos es que nos quiten el acceso a la playa o al río” comenta Fabio Mella, un comunitario que ha participado de las vistas públicas que ha hecho la empresa. Él ha visto cómo las estructuras que se quieren levantar toman parte del camino a La Boca, además que estaría justo al frente de la playa.

“Ellos, los dueños del proyecto, están proponiendo hacer un camino alterno en madera por encima de las dunas para llegar a La Boca, pero eso no nos garantiza nada”, dice.

El apartado vigésimo sexto de la licencia ambiental indica que “el promotor mantendrá la vía de acceso existente a la playa y al río Yásica libre y abierta para los moradores cercanos y para el público general. El camino existente, así como la playa y los terrenos del río Yásica, su meandro y su desembocadura, no serán alterados en ninguna de las fases del proyecto”.

La vía de acceso ha sido intervenida recientemente y por esos trabajos se responsabilizó la directora de la Junta Distrital de Cabarete, Raquel Sierra, en una certificación emitida el pasado 19 de septiembre. Aunque Diario Libre gestionó una respuesta al hecho de que los trabajos en la vía coinciden con las intervenciones que hace la empresa en el lugar, nadie estuvo disponible para responder cuando se acudió a la Junta. Sierra tampoco respondió las llamadas y mensajes dejados con el personal que labora en la Junta Distrital.

 POR TANIA MOLINA, DIARIOLIBRE.COM

0 comentarios:

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP