Estafados banco eran parientes de sus ejecutivos

>> 23 de noviembre de 2017

SANTO DOMINGO.- Muchos ahorristas estafados con más de 600 millones de pesos en el Banco Providencial y la inmobiliaria Propiherbon eran familiares y amigos de sus directivos.

Una de las víctimas del fraude fue el hombre de confianza y guardaespalda del expresidente Joaquín Balaguer, el mayor general retirado Luis María Pérez Bello.


Los ahorristas narraron a El Nacional que depositaron en ese banco porque confiaban en la seriedad del exjefe de las Fuarzas Armadas Iván Aquiles Hernández Oleaga, quien es procesado por el fraude junto a sus hijos Aquiles Hernández Bona e Ivette Hernández Bona.

Federico González explicó que depositó en la entidad 300 mil dólares de una propiedad que había vendido, confiando en el lazo de familiaridad con la familia Hernández Bona.

“Nosotros, al ser familia, teníamos un dinero de una propiedad que yo había vendido y que era mi sustento a mi sesenta y dos años y se lo depositamos a ellos por confianza, y después de un año yo empecé a solicitar mi dinero y me decían mi hermano somos familia dame un chance y le di un año, luego explotó el caso y él (Aquiles Hernández) dice que es su padre y su hermana que tienen que ver con eso”, detalló González.

Susana Ricart Vidal, explicó que su madre María Vidal de Ricart depositó en la entidad por la confianza y la relación familiar que había con los dueños del Banco.

“Por ser familia nosotros depositamos un dinero por la confianza que les teníamos a ellos, y cuando fuimos a retirar nos decían que esperáramos la semana que viene y así se nos mantuvieron y no nos entregaron el dinero”, explicó.

Evaristo Paulo dijo que en 2015 la abogada de Hernández Oleaga se presentó a su casa para que le hiciera un préstamo con garantía de un solar, para lo que incurrió en una deuda con el Banco de Reservas para entregarle el dinero.

“Desde ahí en adelante yo no lo encontré en ninguna de sus residencias y no pagó ni un centavo de interés, ahora yo estoy pagando al Banco de Reservas esos intereses desde el 2015 y eso ha llevado a mi familia a un estrés de nervio porque son 12 millones de lo que estamos apagado intereses al banco”, precisó Paulo.

Muchos ahorristas estafados con más de 600 millones de pesos en el Banco Providencial y la inmobiliaria Propiherbon eran familiares y amigos de sus directivos.

Una de las víctimas del fraude fue el hombre de confianza y guardaespalda del expresidente Joaquín Balaguer, el mayor general retirado Luis María Pérez Bello.

Los ahorristas narraron a El Nacional que depositaron en ese banco porque confiaban en la seriedad del exjefe de las Fuarzas Armadas Iván Aquiles Hernández Oleaga, quien es procesado por el fraude junto a sus hijos Aquiles Hernández Bona e Ivette Hernández Bona.

Federico González explicó que depositó en la entidad 300 mil dólares de una propiedad que había vendido, confiando en el lazo de familiaridad con la familia Hernández Bona.

“Nosotros, al ser familia, teníamos un dinero de una propiedad que yo había vendido y que era mi sustento a mi sesenta y dos años y se lo depositamos a ellos por confianza, y después de un año yo empecé a solicitar mi dinero y me decían mi hermano somos familia dame un chance y le di un año, luego explotó el caso y él (Aquiles Hernández) dice que es su padre y su hermana que tienen que ver con eso”, detalló González.

Susana Ricart Vidal, explicó que su madre María Vidal de Ricart depositó en la entidad por la confianza y la relación familiar que había con los dueños del Banco.

“Por ser familia nosotros depositamos un dinero por la confianza que les teníamos a ellos, y cuando fuimos a retirar nos decían que esperáramos la semana que viene y así se nos mantuvieron y no nos entregaron el dinero”, explicó.

Evaristo Paulo dijo que en 2015 la abogada de Hernández Oleaga se presentó a su casa para que le hiciera un préstamo con garantía de un solar, para lo que incurrió en una deuda con el Banco de Reservas para entregarle el dinero.

“Desde ahí en adelante yo no lo encontré en ninguna de sus residencias y no pagó ni un centavo de interés, ahora yo estoy pagando al Banco de Reservas esos intereses desde el 2015 y eso ha llevado a mi familia a un estrés de nervio porque son 12 millones de lo que estamos apagado intereses al banco”, precisó Paulo.

Domingo Beriguente, ElNacional.com.do

0 comentarios:

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP