Páez: espectáculo de TB Joshua fue una triste estafa financiada por el Estado

>> 28 de noviembre de 2017

El comentarista de El Gobierno de la Tarde Domingo Páez, manifestó este lunes que el espectáculo de TB Joshua fue una triste estafa financiada por el Estado. 

Señaló que aunque siente respeto por las iglesias, le duele que las instrumentalicen para buscar beneficios de todo tipo, incluyendo el económico.  

"Me indigno permanentemente porque veo una suerte de farsantes en hilera sobre todo en los medios de comunicación presentándose como pastores y creyentes con el único propósito de manipular el sentimiento de la gente para enriquecerse", afirmó Páez.  

Dijo que no le asombró ver a TB Joshua porque a República Dominicana ya vino en otra oportunidad gente como él. 

“Como Orbito, en la época de Balaguer, quien manipulando vísceras de animales simulara cirugías con los dedos y curación”, recordó Páez al famoso  “reverendo” Alex Orbito, uno de los hombres más ricos de Filipinas.  

Asimismo, manifestó que después vino Urin Heller, “doblando cucharas y eso... y con eso se manipuló a la gente y el poder acudió solícito a apoyar todo esto... se demostró que era un farsante”. 

Expresó que no había tanto descrédito ni para Orbito ni para Heller, pero que a TB Joshua lo trajeron desacreditado con denuncias de estafas en otros países. 

“Y lo trajo el gobierno porque financiaron todo esto con recursos de distintas instituciones que se lo entregaron a pastores que están en medios de comunicación”, reveló Páez, agregando que le facilitaron autobuses de la Omsa, el cuerpo de ayudantes militares para proteger al “pastor” y que lo peor es que pusieron a generales y coroneles a hacerle el saludo a “un estafador”.  

Invitó a investigar lo que tiene TB Joshua como lastre fuera del país y señaló que lo más terrible es contratar a gente para que simulen enfermedades y abandonen la misma inmediatamente “este farsante los toca”. 

“El Ministerio Público debería intervenir frente a los parientes de niños que fueron a hacer ese teatro ahí. En cualquier parte del mundo instrumentalizar a un niño es un delito”, advirtió.  

Dijo que la mayoría de la gente que fue al “espectáculo” de TB Joshua, estaba consciente de que iba a una pantomima y un engaño. 

“Por eso el que iba a subir, tenía que ir primero a una oficina, ahí lo preparaban los falsos pastores que hablan en los medios de comunicación de cómo salvar el alma”, precisó.  

Manifestó Páez, que estafar a un pobre desesperado, a un enfermo o al pariente de este… quienes tratan de agarrarse de lo que sea… es uno de los crímenes más grandes que puede cometer un ser humano. 

“Y que un Estado se asocie a eso, es la expresión más degradante”, sentenció. 

z101digital.com
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP