Encuentran cámara oculta en un camarote de un crucero

>> 15 de diciembre de 2017

Suele escucharse que sucede algunas veces en habitaciones de hotel, probadores de tiendas y, últimamente, en alquileres de Airbnb: alguien coloca una cámara en el lugar para filmar secretamente a las personas y huéspedes, por razones que, con frecuencia, son perversas.


Ahora el voyerismo con video llegó a los cruceros.

Una familia de la Florida denunció haber encontrado una cámara de video oculta en el camarote del barco donde iban en un crucero de Carnival Cruise Line, que zarpó de Mobile, Alabama para un viaje de tres días a México.

El matrimonio de Pensacola y su hijo de 10 años limpiaban el polvo de algunas áreas del camarote #160 del Carnival Fantasy donde se habían instalado, después que el padre sufrió un ataque de alergia el segundo día de su viaje. Mientras limpiaban, descubrieron una pequeña cámara escondida entre los cables, detrás del televisor, dijo el padre.


El lente de la cámara apuntaban en dirección a la cama.

El dispositivo, que todavía “estaba caliente”, al parecer tenía una antena, lo que indica que podría estar transmitiendo información, dijo el padre. (La familia pidió permanecer en el anonimato en caso de que sus imágenes se hayan grabado y distribuido). La historia la reportó originalmente el Miami New Times.

“La preocupación es que alguien nos haya grabado y tenemos un niño. Mi principal preocupación es que en estos momentos haya un video de él circulando por internet. Nunca se sabe”, le dijo el padre al Miami Herald. “También me preocupa que otras personas que se alojaron en el camarote antes que nosotros sean víctimas y no lo sepan”.

Según el padre, la familia habló con la seguridad de Carnival; un equipo de a bordo inspeccionó la cámara y la desmanteló. En un video que filmó la familia aparece el padre cuando le pregunta a un empleado de Carnival que inspeccionaba la cámara: “¿Va a usar guantes para no dejar huellas digitales en el aparato?”. La respuesta del tripulante no aparece.

Al padre se le dijo que la cámara estaba equipada con un transmisor similar a los que se utilizan en los drones. El padre habló con funcionarios del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), quienes le dijeron que no tenían jurisdicción en el asunto, y luego agregó que no se le informó si el incidente se le había reportado al Buró Federal de Investigaciones (FBI) o a otras agencias. Carnival confirmó el incidente en una declaración que dio a conocer. La investigación de la compañía concluyó que la cámara “no funcionaba”.

“Tras revisar la cámara por técnicos del barco, se determinó que el aparato no estaba trabajando”, dijo en la declaración Vance Gulliksen, portavoz de Carnival.

El abogado Michael Winkleman, que se especializa en problemas marítimos, y trabaja en el bufete de Miami, Lipcon, Margulies, Alsina & Winkleman, dijo que la bandera del barco es por lo general lo que determina la agencia que se encarga de la pesquisa, pero si un delito como voyerismo se comete en contra de un ciudadano norteamericano, entonces el FBI tiene jurisdicción.

Hasta el momento no se sabe si fue un huésped o un miembro de la tripulación quien instaló la cámara en el camarote.

por Chabeli Herrera

cherrera@miamiherald.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP